Borrar
Directo Clavijo aborda la movilización contra la masificación turística en el Parlamento canario
¿Tarifa regulada o libre? ¿Cuál me conviene?

¿Tarifa regulada o libre? ¿Cuál me conviene?

Los consumidores optan cada vez más por los contratos estables de luz, aunque asuman un coste, frente a la variabilidad que registra el PVPC, necesaria para acogerse al bono social

Sábado, 7 de mayo 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Con cuál me quedo? ¿Fija? ¿Variable? No es una hipoteca, pero la duda se le parece a la hora de elegir la mejor tarifa de luz para cada hogar, consumo y características de la vivienda. Los datos históricos de la luz reflejan que la tarifa regulada ha sido la más competitiva del mercado... hasta el verano pasado.

Desde entonces, no sale tan rentable acogerse a esta modalidad, después del repunte de precios del mercado eléctrico de los últimos meses. La diferencia básica entre un modelo y otro es que en el caso de las tarifas libres se paga un precio estable del kwh, con lo que permiten predicibilidad a la hora de afrontar los recibos mensuales: su importe no cambiará mucho, e incluso puede ser fijo, a un año vista.

La ventaja de la regulada es que puede implicar etapas de precios altos, pero también épocas con costes ínfimos, como los que hubo a principios de 2021. Para escoger la mejor opción, se puede escanear el código QR que incorporan todos los recibos (habitualmente en la parte inferior de la última página de la factura, en papel o en web), a través del cual la CNMC calcula la mejor tarifa para ese hogar de las disponibles en el mercado en ese momento. También se pueden incorporar los datos de la factura (consumo, potencia, etc.) en el Comparador de Competencia, para obtener el resultado óptimo de la tarifa más adecuada.

Tarifa regulada: ventajas e inconvenientes

Quienes tienen contratada esta modalidad no saben a cuánto van a pagar por el precio de la luz el próximo mes. Es el 'handicap' del PVPC (así se denomina técnicamente en los contratos). El importe del kwh dependerá de cómo se comporte el mercado eléctrico cada día, e incluso cada hora. Habrá etapas en las que sea muy bajo el precio (cuando entran muchas renovables o la demanda no se dispara), y otras en las que batirá récords, como ha ocurrido en los últimos meses. Este desconocimiento se compensa con el hecho de que es la tarifa con la que menos dinero ganan las compañías eléctricas (su margen está regulado por ley) y, al mismo tiempo, es la necesaria para poder acogerse al bono social (el descuento de hasta el 70% en la parte del consumo para hogares vulnerables).

Tarifas libres: ventajas e inconvenientes

La atracción de esta modalidad es que el cliente sabe casi de antemano cuál va a ser el importe final de su factura el próximo mes. Dependerá, eso sí, de las condiciones del contraro, pero habitualmente son tarifas fijas o estables, que permiten saber a cuánto se va a pagar el kwh durante el próximo año (independientemente de cómo se comporte el mercado eléctrico) e incluso cuál va a ser el importe del recibo, como si de una hipoteca fija se tratara. Es la modalidad más ampliamente extendida ya en España y en la mayor parte de Europa, con la que las compañías realizan grandes campañas comerciales, y cuyo margen varía en función de cada eléctrica. En este caso, su margen de comercialización es mayor que en el caso de la tarifa regulada, limitado por ley. Es decir, el cliente se cubre con un precio algo más elevado para garantizarse estabilidad en el recibo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios