En abril aflojaron las ventas tras un fuerte inicio de año para evitar la subida de la financiación. / ARCADIO SUÁREZ

El 'sprint' en la compra de casas para huir de la subida de las hipotecas se enfría en Canarias

Tras cuatro meses de 'boom' de operaciones el sector pierde fuerza y se estabiliza. La falta de 'stock' y el alza de tipos frenarán la demanda a lo largo de 2022 aunque los precios seguirán al alza

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El 'sprint' que ha vivido la compra de viviendas en Canarias en los primeros cuatro meses de este año de la mano de compradores que huían de la inevitable subida de las hipotecas ha llegado a su fin y el mercado empieza a enfriarse, aunque de forma leve.

Al alza de las hipotecas, que ya se dejó sentir en mayo y que intensificará en los próximos meses (se prevé que el BCE suba los tipos de interés al 0,25% en julio y al 0,50% en septiembre), se une otro problema que contiene a parte de la demanda en las islas y es la falta de viviendas a la venta.

Se estima que el 'stock' actual es apenas el 2,5% del total del parque y muchas de ellas en zonas no atractivas para la demanda.

Proyectos frenados por el aumento de los costes

A corto plazo el problema no parece que se vaya a solucionar como consecuencia del alza de los costes de construcción y que está frenando muchos proyectos.

Con todo, se calcula que en los próximos meses la venta de viviendas oscile en las islas entre las 1.800 y las 2.000 mensuales, en niveles similares a abril, cuando se cerraron en las islas 1.959 operaciones.

Los meses anteriores, por el 'sprint' de huida de hipotecas más caras las cifras fueron superiores: 2.032 en enero, 2.125 en febrero y 2.332 en marzo. En total, en el cuatrimestre se vendieron en Canarias 8.448 viviendas, un 13% más que en 2019, cuando fueron 7.476.

«En los próximos meses va a haber un enfriamiento pero va a ser leve porque no hay muchas viviendas en el mercado», indica el bróker del grupo Remax Arcoiris, Rafael Bello. Según explica, aunque parte de la demanda se contenga por la subida de tipos no se notará mucho porque al haber poco inmueble en el mercado, «todo lo que se pone a la venta se coloca».

En Canarias, a la demanda residencial hay que sumar la extranjera, que de media acapara el 30% de las operaciones. Los foráneos regresaron con fuerza en 2021, tras la covid, y ahora mantienen las operaciones.

Respecto a la subida de tipos, Bello apunta que aún es posible encontrar en el mercado hipotecas a buen precio, a un 1,75% o un 1,80% a treinta años.

Los tipos tan bajos hasta la fecha «no eran reales»

«No podemos comparar con lo que había. Las condiciones ahora siguen siendo buenas, reseña Bello. En su opinión, hemos vivido una «alegría financiera» con los tipos de interés que «no era real».

La opinión de Bello de que el mercado inmobiliario en las islas entra en una etapa de enfriamiento y estabilización es compartida por distintos expertos del sector. Desde el portal inmobiliario, el Idealista, su portavoz, Francisco Iñareta, en los próximos meses podría darse incluso una pequeña bajada de las operaciones por el encarecimiento de la financiación, la incertidumbre económica, la inflación y el escaso 'stock' de casas.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, habla de «moderación» mientras que desde Fotocasa, su portavoz, María Matos, cree que el inicio de la guerra no ha impactado directamente en la búsqueda de vivienda y en el interés por comprar, al menos de los particulares nacionales, y que «probablemente el impacto sea indirecto por la inflación.

El vendedor domina el mercado y tira del precio: subirá un 3% más este año

El vendedor es actualmente el que domina en el mercado inmobiliario de Canarias. En un momento en el que la oferta es limitada -hay poco 'stock' de viviendas a la venta, tanto usada como nueva (especialmente está última)- y la demanda es abultada, es el vendedor el que tiene la sartén por el mango y fija el precio. Esta es la principal razón de que los precios estén subiendo y hoy el metro cuadrado en las islas haya regresado al nivel de 2010.

En el primer trimestre de este año, el precio medio del metro cuadrado se situó en el archipiélago en los 1.594,8 euros, según los datos del Ministerio de Movilidad, Transporte y Agencia Urbana. Hay que remontarse hasta el primer trimestre de 2010 para encontrar un precio similar: entonces estaba a 1.590 euros en Canarias.

Si comparamos el precio actual con el del primer trimestre de 2019, antes del covid, el repunte es de un 5,4%. De cara a los próximos meses, la previsión del sector inmobiliario es que la vivienda continúe en las islas su tendencia ascendente. Se estima que podría encarecerse hasta un 3% de aquí a final de año.

El máximo de precio en Canarias se alcanzó en el segundo trimestre de 2008, con 1.841 euros el metro cuadrado. Aún la vivienda está un 13% por debajo de entonces, con una media por metro cuadrado de 250 euros.