Hucha para ahorrar. / pixabay

Solo un 3% de los ahorradores lo hace a través de productos financieros

Un 39% de los españoles asegura no ahorrar y, de los que lo hacen, pocos optan por recurrir a fondos de inversión, acciones o renta fija

CLARA ALBA Madrid

Es una realidad. La crisis del coronavirus ha disparado el ahorro de los hogares españoles, que ya destinan el 14,8% de su renta disponible a este concepto, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, en estas cifras se esconde una grave carencia de educación financiera que impide que ese ahorro 'forzoso' por la crisis se convierta en un hábito diario en los hogares.

Según la Encuesta de Competencias Financieras elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), un 39%de la población asegura que no ha ahorrado nada en los últimos 12 meses. Y de los que sí lo han hecho, apenas un 3% recurrieron a productos financieros algo más complejos como los fondos de inversión, la Bolsa o la renta fija (letras y bonos del Tesoro o de empresas), para no solo 'guardar', sino también hacer más rentables sus ingresos.

Según la encuesta, la fórmula favorita para ahorrar es la tradicional cuenta corriente o incluso el metálico, con un 38,8% y un 23,3%, respectivamente, seguidos de los depósitos (8,7%)y las aportaciones a planes de pensiones (6,6%).

Esto no se limita solo al ahorro: si bien prácticamente la totalidad de los encuestados posee o ha poseído cuentas corrientes, el resto de productos son menos comunes. El 58% tiene o ha tenido tarjetas de crédito y el 30%, hipotecas, seguros de vida o cuentas de ahorro.

Por el contrario, la inversión en acciones, fondos de inversión y activos de renta fija y pública es mucho menor, con un 14%, un 9% y un 2%, respectivamente.

Estas cifras están muy relacionadas con otro punto clave de la encuesta, que refleja que un 40%de los españoles prefiere contar con una cantidad de dinero en el presente que con una mayor en el futuro.

En concreto, solo un 20% de los encuestados preferiría esperar un año para obtener un rendimiento de al menos un 5% respecto a sus ahorros actuales.

Educación financiera, asignatura pendiente

La encuesta refleja la baja educación financiera que aún pesa sobre el ahorrador español, con un 25% de la población que aún suspende en la evaluación de conocimientos financieros de los españoles, cuya media es un seis sobre 10.

La franja de edad con peores resultados se corresponde con la de los más mayores: los participantes de entre 18 y 54 años cuentan con unos conocimientos medios y altos, frente los que tienen entre 65 y 80.

En cuanto al sexo, la CNMV aprecia la existencia de una brecha de género, según destaca el documento de trabajo. El 84% de los hombres tiene unos conocimientos generales medios o superiores, mientras que la proporción baja hasta el 79% en las mujeres.