UGT sospecha que las cadenas hoteleras se preparan para la presentación de despidos colectivos (ERE) a final de año. / C7

Los sindicatos temen una «avalancha» de despidos en el sector turístico

Advierten de que las cadenas hoteleras van a ir a ERE masivos a final de año. Estiman que, con un 50% de turismo, se prescindirá del 20% del empleo

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Algunas de las principales cadenas hoteleras españolas como NH e Iberostar y el turoperador Tui anunciaron la semana pasada la presentación de expedientes de regulación de empleo (ERE) para parte de sus plantillas en el país.

Este tímido inicio, que afecta ligeramente a las islas, hace prever a los sindicatos canarios una «avalancha» de despidos colectivos en el sector turístico del archipiélago para final de año, una vez que se cumplan los seis meses exigidos por el Gobierno a las empresas acogidas a ERTE para poder destruir empleo sin devolver las ayudas.

Las estimaciones que maneja UGT Canarias y realizadas en base a un escenario en el avance de la vacunación permita la vuelta al archipiélago de un 50% del turismo en 2021 apuntan a la pérdida de entre un 20% y un 30% del empleo en el sector turístico.

«En Canarias por ahora nadie dice nada. Hay mutismo absoluto entre las cadenas hoteleras sobre las decisiones que van a tomar pero la percepción que tenemos es que a final de año se va a ir a ERE masivos. Nos tememos una reestructuración de plantillas que va a pasar por despedir acogiéndose a los artículos 51 y 52 de la reforma laboral», asegura el vicesecretario de UGT de Canarias y responsable del sector de hostelería en el sindicato, Francisco González.

Según indica, si en circunstancias «normales» y de bonanza económica el sector ajusta al máximo las plantillas y no se cumple con el ratio de servicio, en la actual coyuntura de pandemia, con una caída de ingresos y con unas ocupaciones muy bajas, es «impensable» creer que se van a mantener las plantillas.

En este punto, González apunta que muchos de los empleados que han vuelto al trabajo desde los ERTE están con la jornada reducida «aunque hacen de media una o dos horas más». «Esa es la realidad pero la situación es tan compleja que nadie se queja y no se está tensando la cuerda. ¿Quién pone el cascabel al gato como están las cosas?», indica.

La fuerte destrucción de empleo hacia la que se encamina Canarias en el segundo semestre del año hace anticipar a González que el archipiélago «va a ser un volcán». «Se van a destruir cientos de empleos y no podemos ir a ayudas de 400 euros. Va a ser necesario tomar medidas porque si no puede haber hasta revueltas sociales. Hay que estar preparados para lo que se avecina», manifiesta González.

Los actuales expedientes de regulación de empleo (ERTE) están prorrogados hasta el próximo 31 de mayo. En caso de que no se mantuvieran estas ayudas las cadenas hoteleras podrían ir a despidos colectivos (ERE) por causas productivas y económicas en noviembre sin perder las ayudas percibidas con los ERTE.

Por ahora solo el ERE anunciado por Tui y que afectará a 180 trabajadores de su plantilla de 1.300 personas tendrá impacto en Canarias. El despido colectivo de NH para 300 personas será en servicios centrales y afectará a sus oficinas de Madrid y Barcelona mientras que el de Iberostar, negociado para 246 trabajadores, afectará a su división de viajes W2M.

Esta ola que está arrancando a nivel nacional llegará al archipiélago a final de año con la presentación de ERE masivo, según temen las organizaciones sindicales. «Esa es la percepción que tenemos aunque por ahora todo está tapado y nadie dice nada», concluye González.