Marcha lenta de taxistas para reclamar ayudas contra la subida de carburantes. / E. P.

El sector de viajeros se desmarca de los paros y anula la manifestación del domingo

Taxistas, autobuses, ambulancias y VTC se dan por satisfechos con el acuerdo alcanzado con el Gobierno y ven «un acto de responsabilidad» cancelar la protesta

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Un destello de paz en un conflicto que no ha terminado: no habrá huelga de taxis, autobuses y ambulancias este domingo por las calles de Madrid. El departamento de viajeros del Comité Nacional de Transportes por Carretera (CNTC), que congrega a las principales organizaciones empresariales del sector del transporte de viajeros, es decir, autobuses, autocares, taxis, VTC y ambulancias, se desmarca de los paros y anula la convocatoria de manifestación prevista para este domingo en la capital española.

El sector se da por satisfecho con el pacto alcanzado la madrugada de este viernes y que se traduce en 1.050 millones de euros en ayudas para los transportistas, no solo de mercancías sino también de viajeros. Desde Antaxi, una de las asociaciones representadas en el CNTC, valoraron los 20 céntimos de euros por litro de combustible de rebaja para los transportistas, así como los 450 millones de euros en ayudas directas que se traducirán, en el caso de los autobuses, en 950 euros por vehículo. «Son un impulso para que, por parte del sector, podamos asumir el coste del aumento de las energías y mantener nuestra actividad», se congratuló su presidente, Julio Sanz, que, no obstante, espera que el Ejecutivo continúe haciendo ajustes para paliar el incremento de los precios de la energía.

Antaxi considera además que desconvocar la manifestación es también «un acto de responsabilidad» hacia el Ministerio y hacia los ciudadanos, que son, en última instancia, «los que sufren este tipo de protestas que no son del agrado del colectivo y a las que se llega siempre como último recurso».

Algo más críticos, la asociación de autocares Anetra reconoció que el acuerdo «no les satisface del todo», ya que no incluye ninguna referencia sobre los contratos públicos, pero resaltó que se trata de «un buen inicio». Anetra, además, valoró la ampliación del plazo de vencimiento de los créditos avalados por el ICO, que serán medidas de aplicación inmediata, así como la nueva línea de créditos para el sector, avalados por el ICO, que se va a poner en marcha con 12 meses de carencia.

En el CNTC de viajeros están representados Confebús, Direbús y Anetra en el ámbito de autobuses interurbanos; Confebús y Atuc en los urbanos; Confebús en las estaciones de autobuses; Antaxi y Fedetaxi en taxis; Unauto y Feneval en VTC; Anetrans y Anea en transporte sanitario; y CEAV y Fetave en agencias de viajes.

Se trata de la segunda de las dos ramas de actividad representadas en el CNTC, que es el órgano de representación del sector establecido para negociar con el Gobierno. La otra rama es la de mercancías, ámbito en el que se está produciendo un paro nacional desde el lunes 14 de marzo, aunque no ha sido apoyado por el CNTC.