El presidente de la asociación MICE en Canarias, Mauricio Alemán. / Cober

El sector de los eventos pide claridad y apoyo para poder empezar a trabajar

Las 14 empresas de la asociación MICE de Canarias están paradas. Afirman que es posible aunar seguridad frente a la covid y actividad y demandan al Gobierno de Canarias un marco de certidumbre

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Es uno de los sectores más castigados por la crisis del coronavirus y al mismo tiempo uno de los más desconocidos a pesar del peso que tiene en la economía canaria por la gran cantidad de recursos que movilizan. Se trata del sector de los eventos, los congresos y las reuniones, más conocido por sus siglas en inglés: MICE (meetings, incentives, conferences y exhibitions), que desde que comenzó la pandemia se encuentra totalmente parado a pesar de que en otras regiones con niveles epidemiológicos similares a los de las islas sigue caminando.

En Canarias, la normativa del Ejecutivo regional en la nueva normalidad no prohibe la realización de eventos corporativos (un concepto muy amplió que no solo son fiestas sino reuniones de empresa, presentaciones de coches o un congreso, entre otros) pero si condiciona su celebración al visto bueno de la Dirección General de Salud Pública. El problema que se está encontrando el sector es que la mayoría de las veces, Salud Pública ni siquiera contesta a las solicitudes o lo hace pocos días antes rechazando las peticiones, lo que impide a las empresas isleñas desarrollar su actividad.

El presidente de la Asociación MICE de Canarias, que integra a 14 empresas, Mauricio Alemán, asegura que es posible celebrar eventos corporativos garantizando el cumplimiento de todas las medidas de seguridad frente a la covid. Por ello solicita al Gobierno de Canarias una reunión al fin de exponerle las posibilidades del sector y la adopción de medidas que les permitan seguir trabajando y preservar la seguridad. Como ejemplo de que es posible aunar las dos cosas apunta la celebración de las pruebas de la EBAU en el Palacio de Congresos de Maspalomas (Expomeloneras), que se desarrolló sin ningún tipo de incidencia.

«Los asociados de MICE no pedimos ayuda ni dinero público, solo pedimos un marco de certidumbre para poder trabajar», señala Alemán. El sector MICE en las islas lo integran directamente 14 empresas pero de forma indirecta moviliza a numerosas empresas y profesionales (catering, diseñadores, azafatas... y un largo etcétera). «Es un sector muy transversal», apunta Alemán. En 2018 y según datos de Promotur, generó 178 millones de euros en las islas.