Ryanair sigue adelante con el cierre de sus bases en el archipiélago

10/10/2019

El director de Marketing de la compañía dice que afectará al 1% de las rutas

ETIQUETAS:

Madrid / Europa Press El director de Marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, aseguró ayer que la quiebra de Thomas Cook no afecta a la decisión de la compañía de cerrar las bases de Tenerife Sur, Gran Canaria y Lanzarote, debido a que ocupaba un espacio «muy pequeño» en el mercado.

El directivo esgrimió en una entrevista con Europa Press que del total de los aviones que operaban del grupo Thomas Cook, solo 35 pertenecían al turoperador británico que ha quebrado, una cifra insuficiente para que su compañía «cambie los planes».

Jacobs ratificó así la intención de la compañía de proceder al cierre de estas cuatro bases a partir del próximo enero por su baja rentabilidad y por la merma en su flota que ha producido el retraso en las entregas de los Boeing 737 MAX, aunque aseguró que seguirán operando conexiones con estos aeropuertos con otras tripulaciones y aviones.

En este sentido, el directivo de Ryanair remarcó que la aerolínea aún está estudiando cuáles son las rutas qué permanecerán, cuáles serán canceladas y cuáles reducirán su frecuencia, con la intención de «trabajar para proteger la conectividad», aunque los cambios afectarán a «menos del 1% de las rutas». Por otro lado, no descartó que «en un futuro» la compañía vuelva a tener bases en las islas.

Además, el director de Marketing de Ryanair puso en valor el proyecto del Gobierno de España y Aena para estimular el turismo de los mercados emisores y hacer atractivo al destino, aunque es «demasiado pronto para saber cómo va a funcionar» y «no va a cambiar el calendario de 2020», pero puede ayudar a estimular el turismo. Sobre ello, remarcó que «estaría bien que otros países hicieran lo mismo».

Jacobs también esgrimió que la decisión del cierre de las bases no es una consecuencia de las convocatorias de huelga por parte de sus trabajadores, «como algunos dicen», ya que estaba tomada antes de que estas se produjeran.

Asimismo, informó de que la compañía ha citado a los representantes de los pilotos, con los que se reunió ayer mismo y a los de tripulantes de cabina (TCP) -de los que aún no han recibido respuesta- para avanzar en las negociaciones. Reconoció que los contactos «van más lentos» que en otros países como en Alemania o Italia.