Ribera admite que Argelia encarecerá el gas, pero espera que de forma «moderada»

La ministra para la Transición Ecológica carga contra las eléctricas por quere hacer «descarrilar» la propuesta de límite al gas ante la UE

J. M. CAMARERO Madrid

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha admitido que Argelia tiene la intención de subir los precios del gas a España a través del gasoducto que conecta con Almería (el que pasa por Marruecos y el Estrecho se encuentra sin actividad desde el pasado mes de agosto). Aunque ha matizado que espera que ese alza de precios sea «moderado».

Ribera ha señalado que las negociaciones entre las compañías españolas -lideradas por Naturgy- y Sonatrach «suelen llevar mucho tiempo», aunque confía en que «cuanto antes» se puedan cerrar los términos comerciales en los que se fija el precio del gas. La advertencia de Argel llegó después de que el Gobierno aceptara la solución de autonomía para el Sáhara propuesta por Marruecos, país con el que Argelia mantiene un conflicto diplomático desde agosto.

Por otra parte, Ribera ha apuntado directamente a las compañías energéticas por la presión que están ejerciendo para que España y Portugal no consigan que la Unión Europea autorice la limitación del precio del gas en los 30 euros/MWh para reducir el coste de la luz. La también vicepresidenta ha criticado que las firmas españolas quieran hacer «descarrilar» la propuesta conjunta que Bruselas ya tiene en su poder, pendiente de su autorización, con o sin nuevas recomendaciones. Está previsto que la UE se pronuncie en las próximas semanas sobre este tope que haría descender el precio de la luz.