Ibarra volverá a Ginebra en enero para «sujetar» a MSC en La Luz

04/12/2019

El presidente se muestra preocupado ante un hipotético abandono de la naviera y llama a los estibadores a poner de su parte. Afirma que si plantilla se ajusta a unos 300 el puerto será eficiente

silvia fernández las palmas de gran canaria

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, volverá en enero a viajar a Ginebra para reunirse con los representantes de MSC, propietaria de Opcsa, para tratar de «sujetar» a la naviera ítalo-suiza y lograr aumentar el tráfico de trasbordo en el puerto de Las Palmas que solo en este año acumula una caída del 23% y un movimiento de apenas 380.000 teus en tránsito. «En el transporte de contenedores en tránsito tenemos un gran problema», indicó Ibarra, quien destacó los altos costes a los que tiene que hacer frente la naviera para tocar el puerto de Las Palmas, desde donde prácticamente no se exportan productos. «Para esa empresa hacer trasbordo aquí tiene un coste y lo hará siempre que ese coste sea inferior a lo que es realizar movimientos de carga directa», manifestó Ibarra.

La Autoridad Portuaria ultima ya la renovación de la concesión administrativa a MSC pero antes de darle el visto bueno quiere amarrar una serie de inversiones por parte de la naviera de cara a modernizar la terminal y abaratar costes.

Para lograr el compromiso de MSC con La Luz, el Puerto aprobó hace unos meses la ampliación de la zona de maniobra de la terminal y está trabajando para bajar las tasas. Según indicó Ibarra, si los Presupuestos Generales del Estado salen adelante, el puerto de Las Palmas las tasas bajan de media del 1,3% al 1,10%.

El objetivo de Ibarra es seguir por este camino puesto que en los próximos años se prevén menor número de inversiones y obras en La Luz. Para 2023 Ibarra confía en que las tasas del puerto de Las Palmas estén al nivel del puerto de Algeciras que tiene las más bajas del Estado.

Para el presidente del Puerto los estibadores es otro de los colectivos que tiene que poner de su parte para hacer La Luz atractiva a MSC. Según indicó, si se cumple con lo negociado y en mayo se prejubilan 90 estibadores y la plantilla se queda en torno a 300 «seguramente se podrá tener una eficiencia significativa que ayudará a resolver el problema», indicó.

«Se trata de buscar un punto de equilibrio en el que MSC vuelva a hacer una apuesta por este puerto», concluyó.

terminal de cruceros. Por lo que respecta a la nueva estación de cruceros de Las Palmas, Ibarra indicó que en el primer trimestre de 2020 se sacará a licitación el proyecto de ejecución para que sea una empresa privada quien gestione la terminal que será pública. Se trata de que cualquier empresa de cruceros pueda atracar en ella.

Ibarra destacó que el Puerto no quiere grandes obras, que podrían encarecer el servicio sino tener las tasas más bajas que sea posible para atraer al mayor número de navieras.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, volverá en enero a viajar a Ginebra para reunirse con los representantes de MSC, propietaria de Opcsa, para tratar de «sujetar» a la naviera ítalo-suiza y lograr aumentar el tráfico de trasbordo en el puerto de Las Palmas que solo en este año acumula una caída del 23% y un movimiento de apenas 380.000 teus en tránsito. «En el transporte de contenedores en tránsito tenemos un gran problema», indicó Ibarra, quien destacó los altos costes a los que tiene que hacer frente la naviera para tocar el puerto de Las Palmas, desde donde prácticamente no se exportan productos. «Para esa empresa hacer trasbordo aquí tiene un coste y lo hará siempre que ese coste sea inferior a lo que es realizar movimientos de carga directa», manifestó Ibarra.

La Autoridad Portuaria ultima ya la renovación de la concesión administrativa a MSC pero antes de darle el visto bueno quiere amarrar una serie de inversiones por parte de la naviera de cara a modernizar la terminal y abaratar costes.

Para lograr el compromiso de MSC con La Luz, el Puerto aprobó hace unos meses la ampliación de la zona de maniobra de la terminal y está trabajando para bajar las tasas. Según indicó Ibarra, si los Presupuestos Generales del Estado salen adelante, el puerto de Las Palmas las tasas bajan de media del 1,3% al 1,10%.

El objetivo de Ibarra es seguir por este camino puesto que en los próximos años se prevén menor número de inversiones y obras en La Luz. Para 2023 Ibarra confía en que las tasas del puerto de Las Palmas estén al nivel del puerto de Algeciras que tiene las más bajas del Estado.

Para el presidente del Puerto los estibadores es otro de los colectivos que tiene que poner de su parte para hacer La Luz atractiva a MSC. Según indicó, si se cumple con lo negociado y en mayo se prejubilan 90 estibadores y la plantilla se queda en torno a 300 «seguramente se podrá tener una eficiencia significativa que ayudará a resolver el problema», indicó.

«Se trata de buscar un punto de equilibrio en el que MSC vuelva a hacer una apuesta por este puerto», concluyó.

Por lo que respecta a la nueva estación de cruceros de Las Palmas, Ibarra indicó que en el primer trimestre de 2020 se sacará a licitación el proyecto de ejecución para que sea una empresa privada quien gestione la terminal que será pública. Se trata de que cualquier empresa de cruceros pueda atracar en ella.

Ibarra destacó que el Puerto no quiere grandes obras,que podrían encarecer el servicio sino tener las tasas más bajas que sea posible para atraer al mayor número de navieras.

El Puerto abrirá dos nuevas vías de salida para aliviar Belén María

La Autoridad Portuaria de Las Palmas baraja abrir dos vías alternativas de salida del puerto para los tráficos de Armas y Fred Olsen y para aliviar la rotonda de Belén María.

Según explicó ayer en la rueda de prensa posterior al consejo de administración, Aduanas y la Guardia Civil ya han dado el visto bueno para que el tráfico de los barcos de Fred Olsen salga directamente por el acuario Poema de Mar y evite la rotonda de Belén María. A esa salida alternativa se le sumará otra a principios de 2020.

La Autoridad Portuaria abrirá previsiblemente en enero el enlace del puerto con el polígono de El Sebadal -por la península de El Nido- para el tráfico interinsular de la naviera Armas. Solo los turismos y de lunes a viernes podrán utilizar esta vía. «Vamos a iniciar las obras pero solo será salida y los turismos que llegan en los barcos de Armas», indicó.

Además «en breve» se va a disponer de un carril exclusivo para la salida del tráfico pesado del puerto hacia la rotonda de Belén María.

La «realidad» del taller de megayates

Menos impacto visual

En altura y volumetría

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, expuso ayer al consejo de administración la «realidad» del proyecto de megayates. Según aclaró a los consejeros y después a los medios de comunicación, hace solo cinco años en la zona entre el muelle del Pesquero -donde se instalará el taller- y el Refugio había cinco grandes almacenes o tancajes, algunos de ellos como los tanques de Ceisa de casi 30 metros de altura. «Todo esto se reduce a la instalación de tres naves menores de lo que había en el Pesquero y con todo el muelle del Refugio libre y sin ocupación visual salvo las embarcaciones que vienen a reparar», indicó Ibarra, que destacó que el proyecto mejora «infinitamente» lo que había hasta ahora y sobre lo que nadie protestó. Ibarra volvió a dejar claro que, dada la actividad que se va a desarrollar, no hace falta ninguna licencia medioambiental.

Se encarece el practicaje

Pliegos del remolque

El presidente del Puerto, Luis Ibarra, demandó ayer el máximo consenso para poder sacar adelante el nuevo pliego de practicaje, que se encuentra en fase de alegaciones. Ibarra reconoció que el servicio se encarecerá en el futuro en torno a un 20%. algo que rechazan los operadores portuarios, debido a la necesidad de ampliar la plantilla de 15 a 18 personas. Según indicó, el anterior pliego «era del siglo pasado» y la realidad actual ha cambiado en aspectos como la seguridad. Además, considera prioritario que haya también servicio de practicaje en Arinaga. En cuanto al remolque, a final de mes prevé tener los nuevos pliegos que exigirán a las empresas tener remolcadores en Lanzarote y Fuerteventura, además de Gran Canaria. La empresa Fairplay ha conseguido licencia y entrará a competir con Boluda.

El muelle deportivo

No se podrá vivir en los barcos

El consejo de administración se reafirmó ayer en una decisión tomada hace unos meses y que pasa por prohibir que los barcos atracados en el muelle deportivo tengan uso residencial o de viviendas turísticas. Se estima que hay cinco barcos viviendas residenciales y en torno a 20 turísticas. Se extremarán los controles.

Capella seguirá hasta enero

El cambio de director se retrasa

Ibarra indicó ayer que el cambio del director de la Autoridad Portuaria se retrasa a 2020. «Se están analizando distintos nombres», dijo. Hasta enero no habrá otro consejo de administración.