Fairplay logra la licencia y empezará a operar en La Luz

02/10/2019

La Autoridad Portuaria autoriza la entrada de la empresa alemana de remolcadores y pone fin a la situación de monopolio que tenía Boluda

El puerto de Las Palmas abre finalmente a la competencia el servicio portuario de remolque y rompe la situación de monopolio que mantiene Boluda.

Tras casi año y medio del primer intento, la empresa alemana Fairplay Towage ha conseguido, a través de su filial española Odiel Towage, que la Autoridad Portuaria de Las Palmas le dé la licencia para empezar a operar en La Luz. Se trata del primer puerto español en el que habrá alternativa a Boluda en el sector del remolque y según apuntan los responsables de Odiel Towage, no será el último.

El permiso que la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha concedido a la empresa alemana está condicionado a que cambie la bandera de los cuatro remolcadores con los que operará en La Luz. Sus barcos tienen hoy bandera europea y debe cambiarla a española.

Odiel Towage se había comprometido a este cambio en la segunda solicitud realizada ante el Puerto en julio de este año y en la que se subsanaban los fallos detectados en la primera y que provocaron su rechazo. Modificar la bandera tiene un coste tan elevado que la empresa había decidido esperar a tener el permiso para acometerlo.

El director de Odiel Towage, Patric Ruschenpoehler, asegura que la empresa ya está trabajando en el cambio de la bandera y que confía que en noviembre sus remolcadores ya estén operando en el puerto de Las Palmas.

«Estamos muy contentos. Es un logro conseguir esta licencia y poder entrar en un servicio que está tan cerrado en España, como es el remolque», indicó ayer Ruschenpoehler, quien así todo se muestra cauteloso. Los obstáculos que su empresa ha encontrado en el camino hasta conseguir la licencia han sido numerosos, incluida la petición de medidas cautelares por parte de Boluda en la vía judicial y que finalmente no prosperaron.

Una vez que Odiel Towage ha logrado entrar en el puerto de Las Palmas estudia presentar licencia para Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife e incluso La Palma para posteriormente dar el salto a la península y abrir la competencia en aquellos puertos donde el volumen de actividad sea suficiente para la coexistencia de varios actores. En el entorno portuario ha sido muy bien acogida la entrada de un nuevo competidor en el remolque.