El Puerto aplaza dos meses el pago de las tasas de actividad y ocupación

17/03/2020

La Autoridad Portuaria de Las Palmas, decidió este lunes una serie de medidas para ayudar a las empresas portuarias a hacer frente a la paralización de la actividad que están sufriendo a consecuencia de la crisis del Covid-19.

Según informó este lunes el residente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, el Puerto retrasará dos meses el cobro de las tasas de ocupación y de actividad a las empresas con autorizaciones y concesiones que lo soliciten.

Además, también a petición de los clientes, se autorizará el cobro de las concesiones y autorizaciones por periodos mensuales en lugar de los trimestrales o semestrales que estén recogidos en cada uno de sus títulos y que se están aplicando actualmente. Esta era de las principales reivindicaciones realizadas por los empresarios del Puerto después de que se desatara la crisis del coronavirus. El presidente de la Asociación de los Consignatarios del puerto de Las Palmas (Asocelpa), Jaime Cabrera, solicitó hace unos días esta semana como forma de aliviar el descenso de actividad y de ingresos que tendrán las empresas en los próximos días.

Por otro lado, en aquellos casos en que quede demostrado los incumplimientos de la actividad mínima comprometida en los títulos concesionales por consecuencia de la crisis del Covid-19, no se les aplicará las penalizaciones contempladas para estos casos. En esta tesitura se encuentran las navieras que operan en el puerto, como Armas y Fred Olsen, y que no podrán cumplir los mínimos exigidos al reducirse de forma sustancial el número de rutas y de pasajeros en cada una de ellas.

Todas estas medidas serán presentadas en el próximo consejo de administración, que pose celebrará lo antes posible y aplicarlo con carácter retroactivo. En lo que a los proveedores de refiere, la Autoridad Portuaria se compromete a pagar las facturas recibidas lo antes posible sin que para ello se tenga que cumplir los plazos comprometidos de pago en las mismas. Según sean autorizadas y se puedan preparar los pagos éstos serán efectuados. Con todo ello la Autoridad Portuaria de Las Palmas quiere solidarizarse con sus clientes y proveedores ayudando a mitigar en todo lo posible los efectos económicos adversos que esta crisis va a producir en nuestro tejido productivo empresarial., según indicó ayer Ibarra.

Desde Asocelpa también se solicitó la semana pasada al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en esta situación excepcional, la reducción del tipo impositivo del IBI de características especiales a aplicar en el recinto portuario. «Nos encontramos soportando el coeficiente máximo y hay margen para reducirlo», se apuntó desde los consignatarios.

Se prevé que la actividad del puerto caiga con fuerza en los próximos días, salvo en lo que se refiere a carga de alimentación.