El coronavirus no frena el ritmo en las terminales de contenedores

20/03/2020

La actividad sigue en el puerto de Las Palmas, convertido hoy más que nunca en sector estratégico para la isla. Como ejemplo, Gesport movió ayer carga del ‘offshore’ y del PMA. El movimiento de teus de alimentación ha crecido un 15%

silvia fernández las palmas de gran canaria

Las terminales de contenedores del puerto de Las Palmas siguen trabajando a pleno rendimiento a pesar del coronavirus e incluso con más intensidad, debido al mayor volumen del tráfico de mercancías de alimentación y que supera el 15%. La alerta sanitaria y el decreto de alarma han introducido cambios en la operativa de las plantillas: desde el lunes el personal administrativo trabaja desde casa. En las terminales siguen aquellos que trabajan a pie de muelle, eso sí, siguiendo unas exigentes medidas de seguridad para evitar contagios.

Este es el caso de la terminal Gesport Terminal Marítima (GTM), que encabeza Francisco Naranjo. Cada mañana los trabajadores que entran en la terminal se toman la temperatura a la entrada y a la salida del puesto de trabajo, además a los operarios se les ha suministrado mascarillas y gel desinfectante. En la terminal se han instalado baños químicos para el lavado de manos de los operarios y cada día, al finalizar la jornada, la maquinaría es fumigada. Todo controlado para evitar contagios. Y al tajo, a descargar contenedores en un momento en el que el puerto adquiere más que nunca su carácter de infrestructura crítica y estratégica.

«El puerto tiene que seguir abierto. Hay que seguir trabajando para garantizar la cadena logística», asegura Naranjo a pie de muelle.

Esta terminal hará esta semana siete barcos, con una media de entre 170-180 contenedores, cuando hasta ahora su media por buque era de unos 160 teus. El tirón de las compras en los supermercados a raíz del coronavirus explica este repunte de la actividad que compensa el descenso que se ha registrado ya de la carga de otras mercancías y que se intensificará las próximas semanas, con un sector comercial cerrado, sin cruceros y sin turismo en las islas.

Pero no solo la operativa de carga y descarga de productos de alimentación sigue a full en Gesport. La terminal acometió ayer la descarga de diez riser (tubo de perforación utilizado por la industria offshore) que quedarán en almacenamiento en La Luz o se repararán para su envío a Noruega. Hoy también GTM realizar la descarga de otro barco de material offshore y destinado al sector de las reparaciones navales, que sigue funcionando aunque con menor nivel de actividad.

Y para concluir con la jornada, GTM realizó ayer la descarga de 40 contenedores de ayuda humanitaria para el Programa Mundial de Alimentos (PMA). «Ahora mismo no se nota ninguna diferencia salvo que los trámites se tienen que hacer todos vía telemática», indica Naranjo.

Las terminales de contenedores del puerto de Las Palmas siguen trabajando a pleno rendimiento a pesar del coronavirus e incluso con más intensidad, debido al mayor volumen del tráfico de mercancías de alimentación y que supera el 15%. La alerta sanitaria y el decreto de alarma han introducido cambios en la operativa de las plantillas: desde el lunes el personal administrativo trabaja desde casa. En las terminales siguen aquellos que trabajan a pie de muelle, eso sí, siguiendo unas exigentes medidas de seguridad para evitar contagios.

Este es el caso de la terminal Gesport Terminal Marítima (GTM), que encabeza Francisco Naranjo. Cada mañana los trabajadores que entran en la terminal se toman la temperatura a la entrada y a la salida del puesto de trabajo, además a los operarios se les ha suministrado mascarillas y gel desinfectante. En la terminal se han instalado baños químicos para el lavado de manos de los operarios y cada día, al finalizar la jornada, la maquinaría es fumigada. Todo controlado para evitar contagios. Y al tajo, a descargar contenedores en un momento en el que el puerto adquiere más que nunca su carácter de estructura crítica y estratégica.

«El puerto tiene que seguir abierto. Hay que seguir trabajando para garantizar la cadena logística», asegura Naranjo a pie de muelle.

Esta terminal hará esta semana siete barcos, con una media de entre 170-180 contenedores, cuando hasta ahora su media por buque era de unos 160 teus. El tirón de las compras en los supermercados a raíz del coronavirus explica este repunte de la actividad que compensa el descenso que se ha registrado ya de la carga de otras mercancías y que se intensificará las próximas semanas, con un sector comercial cerrado, sin cruceros y sin turismo en las islas.

Pero no solo la operativa de carga y descarga de productos de alimentación sigue a full en Gesport. La terminal acometió ayer la descarga de diez riser (tubo de perforación utilizado por la industria offshore) que quedarán en almacenamiento en La Luz o se repararán para su envío a Noruega. Hoy también GTM realizar la descarga de otro barco de material offshore y destinado al sector de las reparaciones navales, que sigue funcionando aunque con menor nivel de actividad.

Y para concluir con la jornada, GTM realizó ayer la descarga de 40 contenedores de ayuda humanitaria para el Programa Mundial de Alimentos (PMA). «Ahora mismo no se nota ninguna diferencia salvo que los trámites se tienen que hacer todos vía telemática», indica Naranjo.