El consejo del Puerto se renueva con más mujeres que nunca

12/10/2019

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, cuenta con un refuerzo en el consejo de administración al lograr colocar al alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, como nuevo vocal en representación de la comunidad autónoma. En la reunión del consejo de ayer se desestimaron los recursos de Disa y Enagás contra Totisa Holdings y se adjudicó a Perforaciones Trujillo, con una baja del 42%, la obra de la explanada en la que se ubicará la base ‘offshore’ de CCB Zamakona.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas celebró ayer el primer consejo de administración bajo la nueva etapa de Luis Ibarra. En él se estrenaron seis nuevos miembros tras los cambios políticos: Carolina Darias; Sebastián Franquis; Óscar Hernández (Agüimes); Dolores Corujo, Astrid Pérez y Juan Jiménez. Salen Fernando Bañolas, Pablo Rodríguez, Pedro Ortega, Nicolás Gutiérrez, Pedro Sanginés y José Fajardo. Falta por cambiar a Ángel Víctor Torres, como vocal del Estado. El nuevo consejo de administración de la Autoridad Portuaria es el que tiene más mujeres de su historia.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria adjudicó ayer a la empresa Perforaciones Trujillo la obra de acondicionamiento de la explanada este de La Esfinge, bautizada recientemente Juan Sebastián Elcano, y en la que la empresa CCB Zamakona Offshore -integrada por la noruega CCB (40%), la canaria Zamakona (40%) y la sociedad y la sociedad Golden Horizon (20%), propiedad de Fernando del Castillo- creará un centro de reparaciones y de base para el sector offshore que dará servicio a toda la costa africana.

La adjudicación se ha realizado a pesar de que la oferta de Perforaciones Trujillo presentaba una baja del 42% respecto a la cifra de licitación inicial. Esta empresa hará la obra por 1,8 millones de euros cuando salió a licitación por 3,1 millones de euros. Fuera se han quedado firmas como Dragados, Comsa, Acciona y Sato.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, reconoció ayer que la oferta ganadora incurre en lo que se conoce como «presunción de anormalidad» (antigua baja temeraria) pero indicó que «se justificaba» porque los materiales para la obra, que tendrá un plazo de ejecución de ocho meses, están depositados cerca de la zona portuaria y esto implica un abaratamiento de costes.

El Puerto se encargará de ejecutar esta obra y posteriormente será la empresa CCB Zamakona la que ejecutará una inversión de 20 millones para materializar este proyecto de reparaciones navales, por el que instalará dos duques de alba que permitirá el atraque de dos plataformas petrolíferas.

Según indicó ayer Ibarra, si los plazos se cumplen es previsible que en 2022 ya este operativa esta base offshore en la que se realizarán trabajos y ofrecerán servicios tanto a los buques de exploración como a la explotación. Esta base se proyecta en función de las previsiones de repunte de la actividad offshore en toda la costa africana por las licencias concedidas en países como Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Conakry.

El consejo de administración desestimó ayer los seis recursos de reposición interpuestos por distintas empresas ante la Autoridad Portuaria. Entre ellos, los presentados por Disa y Scale Gas (Enagás) contra la concesión dada a Totisa Holdings para construir una planta de gas. Es previsible que, agotada la vía administrativa, estas empresas recurran a la judicial como ya ha hecho la tercera empresa que competía por el gas: Endesa. El Puerto también rechazó devolver a CGSB (formada por Satocan y Otech) los casi 500.000 euros incautados de la garantía después de que su proyecto en Arinaga no prosperara. Ibarra lamentó la situación y el impacto que esto tiene para un puerto que «no despega».