Castigo a la injerencia de la central en CC OO de Canarias

06/12/2018

La dirección del sindicato suspende a los miembros de la comisión ejecutiva de Industria tras no ser elegida la candidatura que apoyaba. Los sancionados denuncian ante el TSJC, que les da la razón y obliga a su reincorporación. CC OO es acusada de «prácticas antisindicalistas».

ETIQUETAS:
- tsjc
- ccoo

De aquellos polvos estos lodos. Así puede resumirse la nueva crisis interna que ha vivido Comisión Obreras (CC OO) en Canarias y en concreto, su federación de Industria, a consecuencia de la injerencia de la organización estatal en las islas, donde pretende imponer su criterio de acción. Las desavenencias han acabado en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que ha dado la razón a la federación de industria de Canarias.

La intromisión de Madrid en 2015 forzó la marcha del entonces secretario general de CC OO en Canarias, Juan Jesús Arteaga. Poco después y, a consecuencia de la fusión de la federación de hostelería y comercio con la de la banca, la confederal impuso a su candidato y forzó la salida de numerosos afiliados y sindicalistas de peso en CC OO que hoy están agrupados en Sindicalistas de Base. El año pasado y en las elecciones a nivel regional Madrid apoyó al actual secretario general, Inocencio González, frente a Carmelo Jorge tras un duro congreso que desveló un gran cisma interno.

Federación de industria

En esta ocasión la batalla se ha librado en la federación de industria de Canarias que aglutina desde 2016 a la federación agroalimentaria (Feagra), con dos formas divergentes de ver el sindicato y unidas a la fuerza.

La federación de industria acudió en 2017 al congreso con dos candidaturas, una en línea sucesora con su anterior secretario Juan Pablo Santana (vinculado a Jorge) y otra de Feagra, liderada por Esther Martín (secretaria de Acción Sindical en la ejecutiva del actual secretario general, Inocencio González) y respaldada por Madrid. Tras un congreso difícil y no exento de «trabas», como que la organización estatal no facilitó el censo hastas cinco días antes del congreso, la plancha vinculada a Santana ganó con un 83% de los votos.

Constituida la nueva comisión ejecutiva de la federación de industria, con dos miembros de la plancha de Feagra, la excusa buscada para tumbarla fue la firma del convenio del sector del campo. Entre otros miembros, Santana acudió a la mesa sectorial que firmó un acuerdo que no gustó a los miembros de Feagra, aunque la propia Esther Martín lo suscribió.

Sin asamblea

Con el argumento de que el preacuerdo debería haber sido aprobado en asamblea de afiliados -algo que no recogen los estatutos de CC OO-, la federación estatal de industria decidió abrir un expediente disciplinario a toda la comisión ejecutiva que fue expulsada y sancionada con un año sin ejercer. Solo dos miembros se salvan, entre ellos Esther Martín. Ambos forman parte de la gestora creada y vigente hasta nuevas elecciones. Ese órgano lo forman también dos personas de la organización nacional: Tomás Díaz Montesinos y Luis Romero.

Los sancionados acudieron al Tribunal Superior de Justicia de Canarias que ha declarado la «nulidad radical» de la resolución tomada por Madrid y obliga a reincorporar a los miembros de la ejecutiva. Además, condena a CC OO «por prácticas antisindicales» y la obliga a publicar íntegramente en su web y en lugar visible el fallo, algo que hasta ayer no se había hecho. A este fallo cabe recurso. Hoy acaba el plazo para presentarlo