BP inicia el trámite para tirar los tanques y devolver el suelo al Puerto

22/11/2019

Los recursos presentados por la petrolera para mantener la concesión después de que la Autoridad Portuaria tramitara su caducidad no han sido favorables. El derribo empezará en breve

La petrolera BP España ha solicitado la licencia al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y a la Autoridad Portuaria de Las Palmas para acometer el derribo de los tanques que tiene a la entrada del puerto, sobre una superficie de 11.000 metros cuadrados.

BP da este paso después de haber perdido los distintos recursos presentados en contra de la decisión del Puerto de declarar en septiembre del año pasado la caducidad de la concesión argumentando que los depósitos estaban en desuso. El entonces presidente del Puerto, Juan José Cardona, contó con el respaldo del Consejo de Estado que, tras analizar el expediente, concluyó que había motivos para declarar la caducidad de la concesión.

BP ha luchado hasta el final por la concesión, que se extendía hasta 2028, puesto que tenía un acuerdo con Totisa Holdings para traspasársela. Esta empresa es la adjudicataria de la planta de gas y, aunque hoy el tema está judicializado, si empieza a operar necesitará de depósitos.

La petrolera desembolsará en torno a 600.000 euros en los trabajos de retirada de tanques y en dejar la parcela tal cual le fue entregada hace más de 40 años. Fuentes cercanas a BP indicaron ayer que, una vez se consiga la licencia, se procederá a desmantelar la instalación. Se prevé que los trabajos se prolonguen entre seis y nueve meses, con lo que la parcela podría estar totalmente desmantelada en el segundo semestre de 2020.

La parcela, según los planes que tiene la Autoridad Portuaria de Las Palmas, dejará de tener uso industrial. El presidente del Puerto, Luis Ibarra, indicó ayer que parte del suelo tendrá que utilizarse para materializar el proyecto del Gobierno de Canarias de soterrar la Avenida Marítima para aliviar el tráfico. El resto se dará al Ayuntamiento, que lo utilizará previsiblemente para la Metroguagua y como punto de concentración de las líneas liberando Manuel Becerra.