Borrar
El aceite y las papas se han encarecido de forma sustancial en los últimos meses. C7

Productos básicos de la cesta de la compra canaria suben más de un 15% en seis meses

La subida de la luz y de los carburantes pasa factura a la alimentación de las islas. La OCU advierte del riesgo de que el alza se consolide en el tiempo

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 12 de diciembre 2021, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La subida del precio de la energía en este año y de los costes del transporte marítimo han tenido un impacto directo sobre la cesta de la compra de Canarias.

Solo en los últimos seis meses, desde abril hasta octubre, el precio de algunos de los alimentos básicos de la cesta de la compra canaria se ha disparado por encima del 15%. A la cabeza de los incrementos se sitúa el aceite, con un aumento del 17% o las papas, que se han encarecido un 10% Las hortalizas han subido un 13% y la fruta fresca, casi un 12%, situándose el indicador en 136 mientras que en 2016, cuando se estableció el índice se situaba en 100, según los datos extraídos del Índice de Precios al Consumo (IPC) y facilitados por el Instituto Nacional de Estadística.

Solo hay dos productos de la cesta de la compra que hoy estén más baratos que hace seis meses en Canarias: los productos lácteos y el pescado fresco y congelado, que acumulan bajadas inferiores al 1%.

Desde la Organización de Consumidores (OCU) se achaca a la subida del coste de la electricidad y de los carburantes el repunte que ha sufrido la alimentación en los últimos seis meses y que «no tiene precedentes» en los últimos años. «Se trata de productos en los que la energía en sus diferentes fases de producción (elaboración, conservación, transporte y distribución) es un coste muy importante», se apunta desde la OCU, que resalta la «aceleración» sufrida en los últimos dos meses.

Desde la OCU se asegura que, de mantenerse esta tendencia, el aumento de precios se generalizará en toda la cesta de la compra y podrían consolidarse con el tiempo.

La Organización de consumidores advierte de la «doble factura» que supone para los ciudadanos el incremento de la electricidad, que ha supuesto un alza del 30%, y el alza del precio de los alimentos frente a unos salarios «que ni mucho menos han subido durante el período en la misma proporción».

El consejo de la OCU es que se analice y elijan los establecimientos más baratos a la hora de hacer la compra. «Ese la única forma que tienen hoy los consumidores de afrontar estos incrementos de precios», apunta la organización.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios