Borrar
Los empresarios de Las Palmas reconocen que sus esperanzas nunca estuvieron en este verano. arcadio SUárez

Preocupación por la subida de contagios y su efecto en la reactivación turística

Canarias se salvó ayer de ser incluida por Alemania en su lista de zonas de riesgo por covid

B. Hernández

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Sábado, 3 de julio 2021, 08:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Gobierno y empresarios han manifestado su «preocupación» por el aumento de contagios de covid en las islas y los riesgos que esta situación puede suponer para la reactivación del sector turístico, aunque reconocen que las circunstancias, a pesar del repunte de casos positivos, son distintas a las de meses atrás debido basicamente a la alta tasa de vacunación, tanto en las islas como en los países emisores.

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, reconoció ayer en comisión parlamentaria en respuesta a una pregunta de Ciudadanos, que «no se contaba» con la elevada incidencia del coronavirus que se registra en estos momentos en Canarias, que calificó de «muy grave» y que puede suponer una «mancha» para la marca Islas Canarias no solo en Reino Unido sino en Alemania. Sin embargo, ayer por la tarde las autoridades germanas actualizaron su lista de zonas a las que desaconsejan viajar y las islas se salvaron de esta 'lista negra'. Previamente, la Consejería había enviado esta misma semana un informe al Gobierno alemán con un análisis detallado de la situación epidemiológica en el archipiélago y las medidas que se están adoptando para frenar el incremento de los contagios porque por los índices que se registran «estamos fuera de sus baremos».

Castilla expresó su confianza en que las «medidas y la responsabilidad personal» permitan bajar la incidencia y aunque reiteró que el objetivo para este verano es el mercado local y peninsular, reconoció que la pequeña cuota de turistas internacionales que están llegando «se puede perder». Aún así, mantiene la confianza en que «se puede llegar a la temporada alta si aceleramos el nivel de vacunación y se baja la incidencia».

Asimismo, señaló que hay buenas expectativas respecto al mercado británico por la posible retirada a los viajeros vacunados -probablemente el próximo día 24 de julio-, de la obligación de pasar una cuarentena cuando vuelven de zonas calificadas con el semáforo ámbar, como es el caso de Canarias.

En cuanto a los empresarios del sector, la Federación de la Hotelería y Turismo de Las Palmas (FETH), asiste con «resignación» a este nuevo repunte y, en palabras de uno de los miembros de la junta directiva, Nicolás Villalobos, «esta situación solo se superará cuando tengamos unos altos índices de vacunación», por lo que plantea que se amplíen los recursos públicos para alcanzar este objetivo.

Indica Villalobos que la esperanza de los empresarios nunca estuvieron en este verano, que será de turismo doméstico y un «goteo de visitantes internacionales». En cambio, confía en que si se adoptan las medidas necesarias para avanzar en la vacunación «la recuperación llegará en el cuarto trimestre».

También el presidente de la patronal tinerfeña (Ashotel), Jorge Marichal, manifestó su preocupación por el repunte, especialmente en islas como Tenerife, porque puede poner en riesgo la recuperación prevista, de tal manera que algunos países que esperaban abrir sus fronteras hacia el archipiélago canario no lo hagan o que la valoración que se hace a través de los semáforos se pueda retrasar, lo que supondría un revés para los meses de verano.

En cualquier caso, puntualizó que las condiciones han cambiado respecto a meses atrás -el número de fallecimientos ha bajado de manera notable y por tanto de peligrosidad del virus no es la misma, señala- y «no podemos seguir aplicando las mismas variables, sobre todo por la alta vacunación». Marichal destacó además la importancia de que en Canarias se haya potenciado la seguridad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios