La vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño. / efe

El PP pide la comparecencia de Calviño tras la rebaja de previsiones del INE

El grupo parlamentario quiere que la vicepresidenta explique cómo mantendrá el cuadro macro sobre el que se sustentarán los nuevos Presupuestos

C. A.

En plenas negociaciones para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el PP ha encontrado en las previsiones económicas para elaborar las cuentas públicas un nuevo caballo de batalla contra el Gobierno. El grupo parlamentario ya ha registrado la petición de comparecencia de la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Congreso tras la brusca rebaja de previsiones realizada el pasado jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La oposición quiere que Calviño explique cómo se podrá mantener el cuadro macroeconómico para 2022 a la luz de la «inédita revisión a la baja» del segundo trimestre (de 2,8% a 1,1%) que, unida a la revisión del primer trimestre (de -0,4% a -0,6%), reducen el crecimiento económico en la primera mitad del año del 2,4% al 0,5%.

Para el Partido Popular, estos datos hacen «prácticamente imposible» cumplir el objetivo de crecimiento del 6,5% para el conjunto del año, que el Ejecutivo había ratificado solo dos días antes. De hecho, la propia Calviño aprovechó el pasado jueves su comparecencia para informar sobre la evolución del Plan de Recuperación para descartar cualquier tipo de intención de revisar estas estimaciones.

«Ya que no revisamos al alza nuestras previsiones cuando hay noticias positivas u organismos, incluso el INE, que revisan al alza sus cifras, pues tampoco procede revisar cuando hay otro tipo de ajustes», explicó entonces la vicepresidenta ante la Comisión Mixta en el Congreso de los Diputados para la Unión Europea.

Pese al varapalo del INE a las previsiones, la ministra de Economía defendió que la recuperación «está en marcha y es muy intensa». Algo que, a su juicio, trasciende a la volatilidad que suelen traer los indicadores económicos en un «entorno anómalo» como el de la pandemia.

Pese a todo, el PP pretende que Calviño comparezca en la comisión correspondiente para dar cuenta de un posible ajuste en las estimaciones en las que se basarán los próximos Presupuestos.

El propio Banco de España admite que tendrán que modificar sus perspectivas incorporando estos nuevos cálculos del PIB. Pero lo harán cuando corresponda por calendario. Y no antes, según indicaban fuentes del supervisor a este medio esta semana. El Banco de España preveía una cierta moderación de la actividad económica en 2022, con un alza del PIB del 6,3% para este año (por debajo del 6,5% del Gobierno) y de un 5,9% para el próximo (frente al 7% gubernamental). Para el supervisor bancario, la economía alcanzaría el nivel de PIB previo a la crisis en el transcurso de 2022.