Imagen de archivo de la calle Triana un día de apertura comercial. / C7

Sindicatos y pequeño comercio rechazan de lleno elevar a doce los días de apertura comercial

Rechazan las pretensiones del Gobierno de Canarias que trabaja en una nueva ley del sector. Se pretende subir en dos las jornadas en las que se pueda abrir en domingo y festivo. Avisan de movilizaciones

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los sindicatos más representantivos en Canarias y con mayor peso en el sector comercial - Sindicalistas de Base (junto a USO e integrados en la Federación Sindical Canaria), CC OO y UGT- rechazan de lleno aumentar en dos días, hasta doce, las jornadas de apertura comercial en domingo y festivo en Canarias. El pequeño comercio, a través de Cecapyme, también rechaza la propuesta.

Tal y como adelantó hace unas semanas CANARIAS7, el Gobierno de Canarias trabaja en una nueva ley de comercio, que sustituya la anterior, del año 2012 y que se ha quedado desfasada. La nueva norma contempla aumentar los días de apertura comercial para dar respuesta a la demanda de una sociedad que ha cambiado los hábitos de compra. Además, en la nueva normativa se pretende introducir la flexibilidad necesaria para que, si en algún momento y por circunstancias especiales se hace necesario aumentar esos días, se pueda hacer sin modificar la ley.

Los sindicatos advierten de que van a dar la batalla para impedir el aumento de las aperturas y se muestran dispuestos a ir a movilizaciones en la calle para frenarlo. Según apuntan, más días de apertura no van a suponer más empleo.

Los sindicatos advierten de que traerá cierre de comercios

«Se redistrubirá a la actual plantilla. Solo puede traer más destrucción del pequeño comercio y menos conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores», asegura el secretario general de Sindicalistas de Base, Manuel Fitas, que critica el «invento» de los empresarios de los días de afluencia turística para poder abrir más días. «Sería una vuelta de tuerca más para los pequeños en medio de una grave crisis económica global y con ello, traerá destrucción de puestos de trabajo a estos negocios», añade Fitas.

Desde Comisiones Obreras (CC OO), la responsable de Comercio, Tenaida Medina Arocha, apunta que su organización está «totalmente en contra» de subir a 12 los días de apertura porque «precariza» al empleo y favorece el crecimiento del gran comercio en detrimento del pequeño. «Las grandes zonas comerciales están repletos de negocios cerrados que no pueden competir con los grandes. Más días de apertura supondrá más destrucción de pequeñas empresas», segura Medina.

Según asegura, la apertura del comercio en temporada de cruceros no ha servido para crear empleo y si ha generado alguno, ha sido en precario. «Si se necesita un trabajador por horas o días del fin de semana, eso no es un empleo de calidad», indica Medina, que advierte: «ahora empieza una buena batalla porque no lo vamos a permitir».

Por su parte, desde UGT, el vicesecretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (Fesmc), Yves Franquelo, considera que «no es necesario» ampliar los días. «Aunque se abran más días u horas el gasto del canario va a ser el mismo. Esto solo puede traer destrucción de pequeños comercios y empleo», asegura Franquelo, que considera que la calificación de algunas zonas como de gran afluencia turística solo ha sido un «invento» para una ampliación de horarios del comercio «encubierta».

El pequeño comercio también está de su lado. Según indicó ayer el presidente de la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme), José Juan Socas, elevar los días de apertura comercial supone mayores costes y el pequeño comercio no tiene capacidad para afrontarlo. «En nuestra opinión hemos llegado al tope de días de apertura. Hace unos años eran ocho y ahora hay diez. Son suficientes», indica Socas.

Más opciones para el consumidor

Al otro lado de la balanza se sitúan los grandes del sector comercial de Canarias.

El secretario general de la Asociación de Medianas y Grandes Empresas de la Distribución de Canarias (Asodiscan), Alfredo Medina, considera que flexibilizar los horarios comerciales beneficia al conjunto de la economía.

«Supone más actividad, más empleo, más recaudación fiscal y dinamiza los negocios de las zonas comerciales», apunta Medina.

Recuerda que la ley nacional establece 16 días de posible apertura comercial y que Canarias ha optado hasta ahora por el mínimo, de 10. « El comercio electrónico ha cambiado por completo la realidad y tenemos que dar facilidades al consumidor», indica.

Sus datos, frente a los que manejan los sindicatos, es que la calificación de las zonas de afluencia turística y su apertura ha generado más empleo y actividad.