Una pareja de jubilados sentados en un banco. / reuters

Las aportaciones a planes de pensiones se hunden un 94% hasta junio

El patrimonio en estos productos aumentó, no obstante, en 3.786 millones de euros por la revalorización de las carteras

CLARA ALBA Madrid

El ahorro privado en planes de pensiones empieza a notar los efectos del recorte de 8.000 a 2.000 euros que se pueden beneficiar de la deducción en el IRPF que rige desde principios de año. En concreto, y según datos de la firma de análisis VDOS, las aportaciones a estos productos se hundió un 94% hasta los 79 millones de euros, frente a los 846 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

A finales de octubre, el Gobierno incorporó al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 esta medida, que entró en vigor el pasado 1 de enero. Pese a todo, el patrimonio de los planes de pensiones se incrementó casi un 5% en el periodo (en 3.786 millones de euros), hasta los 81.212 millones de euros, gracias a la revalorización experimentada por las carteras.

La idea del Ejecutivo restando atractivo fiscal a los planes de pensiones privados es que el ahorro para la jubilación se vaya trasladando a los planes de empleo. Sin embargo, desde la industria de gestión de activos han criticado duramente la medida. Aunque apoyan mayores incentivos para que las empresas favorezcan con sus propios planes de pensiones el ahorro de sus empleados, consideran que esto no puede suceder a costa de restar atractivo a los planes del sistema individual.

Así lo aseguran también desde la patronal del sector Inverco, que consideran que si las aportaciones a planes de empleo no se vuelven semiobligatorias, estas tampoco repuntarán, recordando que el sistema de planes de empleo español apenas cubre al 10% de los trabajadores actualmente.

Con la entrada en vigor de la nueva norma, la industria de los seguros también criticó que la fórmula escogida por el Gobierno acabaría generando «pensiones de primera y de segunda» para los futuros jubilados. Recordaban entonces que el tejido productivo está compuesto por pymes en las que, sin un sistema obligatorio, los trabajadores pueden encontrarse sin alternativa, al no contar con un plan de empresa ni con las ventajas fiscales que hasta finales del pasado año mantenían los productos del sistema individual.

Las estimaciones de Inverco apuntan a que las aportaciones a los planes de pensiones caerán un 30% este año como consecuencia de la medida.

La tendencia ha sido distinta en los fondos de inversión, con lo que se podría pensar que muchos ahorradores están apostando para este producto como alternativa a los planes de pensiones. Hay que recordar, no obstante, que los fondos se han convertido también en uno de los productos vinculados más utilizados por las entidades bancarias para que sus clientes mantengan gratis sus cuentas en el banco, con la nueva política de comisiones en el sector.

En concreto, y según datos recopilados por Europa Press, las aportaciones a fondos de inversión sí registraron captaciones netas por un importe de 17.378 millones en el primer semestre de 2021, frente a los reembolsos de 1.738 millones del año anterior, un cambio que se debe, principalmente, a los efectos de la pandemia.

La fiscalidad de los fondos de inversión no ha cambiado para este año, por lo que podría darse una preferencia de los ahorradores por estos vehículos frente a los planes de pensiones.

Habrá que esperar a finales de año para saber si se da ese cambio en el ahorrador español, ya que es entonces cuando se produce el mayor volumen de aportaciones a planes de pensiones y cuando mejor se va a poder apreciar, según ha añadido Vadillo.