Un colegio en Bilbao. / R. C.

La partida de Educación supera la barrera de los 5.000 millones

El proyecto de cuentas públicas asigna 176 millones más para rescatar la Atención Primaria en Sanidad

Alfonso Torices
ALFONSO TORICES Madrid

El área educativa, que engloba los recursos de los ministerios de Educación y Universidades, dispondrá en 2022 del mayor presupuesto de su historia y supera por primera vez la barrera de los 5.000 millones (5.023). Esta política de gasto dispondrá de 130 millones más que un año antes, con un crecimiento del 2,6%. Estas cifras históricas suponen consolidar el incremento del gasto del 70% de 2021 gracias a los fondos para la recuperación de la UE.

La principal partida, que supone hasta el 43,8% de los recursos del área, es la de becas y ayudas al estudio, que el año próximo tendrá 2.199 millones de euros, 109 millones más (un aumento del 5,2%), que significa su mayor dotación histórica. La mejora permitirá que los estudiantes de másteres habilitantes con un 5 se ahorren la matrícula, subir 50 euros (hasta 350) la beca básica de los alumnos de FP, e incorporar a los nuevos beneficiarios que traerá la crisis de rentas familiares.

En el nuevo presupuesto educativo también destaca una inversión de 726 millones para aumentar las plazas y modernizar la FP, 334 millones para elevar las plazas públicas de alumnos de 0 a 3 años, 342 millones para la digitalización de la educación, y 120 millones para la lucha contra el abandono escolar.

Por otra parte, los presupuestos del Estado para 2022 incorporan un importante aumento de los recursos para tratar de fortalecer y modernizar el Sistema Nacional de Salud. Con independencia del grueso de la financiación de la atención sanitaria, que se realiza vía transferencias a las comunidades autónomas, el Ministerio de Sanidad dispondrá el año próximo, sin contar el dinero para pagar las vacunas contra la covid, de 5.434 millones de euros, con lo que por primera vez en su historia supera los 5.000 millones.

Esta dotación, un 11% mayor que la ya muy alta de este año, supone disponer de 540 millones más que en 2021. Semejantes cantidades, a las que hay que añadir los 1.172 millones que se prevén gastar en vacunas contra el coronavirus, han sido posibles gracias a que esta política social recibirá 1.133 millones de las arcas de la UE.

La principal novedad de gasto es una importante apuesta por el rescate de los centros de salud y consultorios, muy maltratados y desgastados durante la última década. El plan marco estratégico de Atención Primaria invertirá 176 millones para tratar de dinamizar el primer escalón de la atención de salud. Las cuentas preven también el gasto de 70 millones para digitalización, de 30 millones para ejecutar el plan de mejora de la salud mental, y 44 millones de euros para aumentar la cartera de servicios de salud bucodental.

Subida histórica en Cultura por el bono juvenil

La creación del bono cultural joven, una de las grandes novedades del proyecto de presupuestos del Estado para 2022, ha empujado a la cartera de Cultura a unas cuentas anuales inéditas. El departamento dirigido por Miquel Iceta podrá gastar el año próximo 1.589 millones de euros, nada menos que un 38,4% de mejora, lo que supone el mayor crecimiento anual de todos los departamentos del Ejecutivo.

Prácticamente la mitad de los 441 millones de euros adicionales tendrán como destino hacer realidad el último anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la entrega a cada español que cumpla 18 años de un bono de 400 euros para que lo gaste en productos culturales como los libros, el cine, los espectáculos, la música o las exposiciones. Esta subvención que recibirán entre 450.000 y 500.000 jóvenes costará durante 2022 unos 210 millones de euros.

El ministerio de Iceta, que gozará del notable incremento de recursos gracias a 356 millones de euros procedente de los fondos de recuperación europeos, destinará también 75 millones a ejecutar el plan nacional de digitalización y adquisición de competencias digitales en sus áreas de influencia.