Operarios de una industria ferroviaria. / R. C.

La OCDE recorta para 2023 el crecimiento de España, con Alemania en recesión

Prevé un alza del 1,5% para el próximo año, por encima del conjunto europeo, y mejora la de 2022 hasta el 4,4%

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La economía española también sufrirá el envite de la grave situación económica que afronta toda la Unión Europea (UE), y que se verá agravada durante el próximo año, cuando las estimaciones de la OCDE anticipan la recesión en buena parte de los socios europeos y un desplome de las expectativas para España. El PIB crecerá un 1,5% en 2023, lo que supone casi dos puntos y medio menos de lo estimado ahora por la organización de países más desarrollados del mundo. Para este final de 2022, la economía avanzará un 4,4%, también dos décimas menos de lo calculado hasta ahora.

España no será inmune a la recesión anticipada por la OCDE para Alemania, que entrará en una recesión del 0,7% el año que viene. De su lado, Francia crecerá un 0,6%, ocho décimas menos; e Italia avanzará un 0,4%, también ocho décimas menos. «La economía global ha perdido ímpetu ante la guerra ilegal, injustificable y sin provocación contra Ucrania. El crecimiento del PIB se ha estancando en muchos países y los indicadores económicos apuntan a una ralentización extensa», ha subrayado el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

Hasta ahora, todas las previsiones de los organismos internacionales pronosticaban un crecimiento para España superior al 4% este año, aunque también por encima del 2% para el próximo, una coyuntura que se desvanece a medida que los precios siguen inflándose y los problemas derivados de la crisis energética no se paralizan.

Con respecto a las estimaciones para 2022, España es el país que más crecerá entre las otras tres grandes economías del euro, con un 4,4 (tres décimas menos que las previsiones anteriores). El PIB de Alemania se expandirá un 1,2%, siete décimas menos, mientras que el Francia crecerá un 2,6, dos décimas más, y el de Italia se elevará un 3,4%, nueve décimas más.

El producto interior bruto (PIB) de España registrará un crecimiento del 1,5% en 2023, lo que supone el mayor alza entre las cuatro grandes economías que conforman la zona euro, según las previsiones que ha publicado este lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Además, España no solo liderará a las principales economías de la zona euro, sino que su recorte de previsiones ha sido el menor entre sus pares, con ajuste de siete décimas. El conjunto de los Diecinueve países que conforman el área del euro registrarán un crecimiento conjunto del 3,1% en 2022, lo que supone un ajuste al alza de cinco décimas respecto a las previsiones de hace tres meses. De cara a 2023, los datos se han revisado en 1,3 puntos a la baja, hasta el 0,3%.

Para el Ministerio de Economía, estos datos confirman «el fuerte crecimiento de la economía española» que, al revisarse al alza, «superará la media del crecimiento mundial, el G20 y la zona euro». Para 2023, el Gobierno destaca que España «quintuplicará el crecimiento medio de la zona euro». Además, se prevé que la inflación esté 1,2 puntos por debajo de la media de la zona euro, destacan en el departamento liderado por Nadia Calviño.