La franquicia se convierte en instrumento para dar el salto y seguir creciendo. / JUAN CARLOS ALONSO

El mundo de la franquicia abre «grandes» oportunidades a la empresa canaria en 2022

El BBVA destaca que Canarias es un mercado en el que quiere entrar toda cadena. Además es la forma de dar el salto a otras islas o al exterior. Café Regina es un ejemplo, el próximo año inicia su expansión a península, con 30 locales en cinco años

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La responsable de Franquicias del BBVA en España, María Eugenia López, prevé que el año 2022 volverá a ser un año de crecimiento de la franquicia, similar al 2019, cuando se alcanzaron cifras récord. En su opinión, tras la pandemia se da una situación de «tormenta perfecta» que animará de nuevo a las cadenas a retomar sus planes de expansión.

Según explica, de un lado, la franquicia se convierte siempre en «refugio» de los emprendedores en un país en el que «gusta el acompañamiento» a la hora de iniciar aventuras empresariales; de otro, la crisis ha destruido puestos de trabajo y la franquicia abre oportunidades al autoempleo como sucedió tras la Gran Recesión. Además, tras la covid muchos marcas han cerrado locales y dejado zonas 'prime' en las ciudades, dejando la puerta abierta a la entrada de las franquicias. La forma de consumo también ha cambiado y se ha vuelto al comercio de proximidad, generando nueva demanda en los barrios y nuevas opciones a esta forma de negocio que se engloba dentro del comercio minorista.

La covid también ha obligado a reinventarse a las cadenas para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo que ha descubierto la pandemia, como es la venta a domicilio, como señala López. «Las cadenas se han reiventando a una velocidad increíble. Lo que tenía que pasar en cinco ó siete años se ha producido en uno», señala la responsable de Franquicias del BBVA.

El BBVA prevé que el próximo año las cadenas recuperen los planes de expansión y la franquicia crezca al nivel de 2019

En este contexto, según indica López, Canarias «tiene muchas oportunidades» en el mundo de la franquicia y en una doble vertiente. Por un lado están las marcas canarias que nacen en una isla y se expanden a otras o incluso al exterior, a la península. Por otro, está el archipiélago como «receptor» de grandes cadenas en régimen de franquicia.

En este sentido, López apunta que Canarias es un mercado en el que quieren estar todas las cadenas a pesar de las dificultades que se derivan de aspectos como la logística. Esto provoca que, en la mayoría de los casos, se opte por un franquiciado profesional con capacidad para abrir negocios en varias islas o zonas. «Pero el clima y el turismo hace que Canarias sea un receptor de grandes cadenas», insiste.

De hecho, según explica, hay algunas marcas que han realizado en el archipiélago canario sus últimas aperturas en España y también hay cadenas europeas que abren en Canarias sin estar presentes en el resto del territorio nacional.

Respecto a las empresas canarias que se expanden con el sistema de franquicia, actualmente hay diez. Para López, su «ventaja competitiva» es aprovechar el producto local canario y ponerlo en valor. La responsable de Franquicias del BBVA destaca como reto futuro de las franquicias el aportar sostenibilidad para atender las inquietudes del consumidor actual, que busca marcas responsables con el medio ambiente y que utilicen herramientas como las del BBVA, con la huella de carbono. Otros retos que tienen por delante las franquicias son la digitalización y la mejora de la calidad en la venta a distancia, además de adaptarse a las nuevas tendencia del consumo.

Café Regina da el salto a la península con el BBVA

La marca canaria Café Regina ha decidido dar el salto a la península, donde entrará a partir de febrero de 2022 a través de franquiciados y con un plan de expansión que prevé la apertura de 30 establecimientos en cinco años. Para afrontar esta aventura contará con el apoyo financiero del BBVA, que cuenta con un departamento especializado en franquicias y que ofrece un servicio integral al franquiciado y la marca.

Café Regina, que abrió su primer establecimiento en Gran Canaria en 2013, cuenta ya con nueve locales en la isla, abiertos en el 90% de los casos en régimen de franquicia por los propios empleados. Los buenos resultados de esta estrategia que consiste en hacer crecer la marca al tiempo que «crecen sus empleados», como apunta Mario Gil, CEO del grupo M&M -que incluye El Churrasco y Café Regina-, es lo que ha llevado a la empresa a tomar la decisión.

El mercado es difícil y no tiene nada que ver con el canario, además de que la competencia es mayor, sin embargo, Gil confía en que haya inversores interesados y que el negocio tenga buena acogida. La rentabilidad que ofrece cada establecimiento y que ronda entre un 20% y un 22% es un atractivo para los franquiciados, según el director de Expansión de Café Regina, Francisco Rodríguez.