Volkswagen Golf R-Line: el acabado más deportivo para la octava generación

Basado en el acabado Style y ofrece numerosos equipamientos específicos, como los asientos deportivos tipo «Bucket», volante deportivo multifunción y faros LED Performance con luz de curva

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

Tras la llegada de la octava generación del coche más emblemático de la marca Volkswagen, el fabricante lanza ahora el Golf R-Line, es decir, el acabado más deportivo del modelo. Con el objetivo de resaltar su dinamismo incluye numerosos equipamientos específicos que acentúan el marcado carácter deportivo de este Golf, que reúne además todas las características de la octava generación.

El elemento visual más reconocible e impactante del acabado R-Line es sin duda la renovada parrilla central sobredimensionada, que le otorga al frontal un aspecto distintivo. Incluye además el Face Light, un exclusiva y delgada tira luminosa de LEDs que recorre el frontal del coche a la altura del logo de Volkswagen, uniendo los dos faros delanteros y actuando como elemento diferenciador.

Fotogalería: Volkswagen Golf R-Line y GTI

Galería. Fotogalería: Volkswagen Golf R-Line y GTI

Además de un diseño exterior específico, el R-Line destaca por su oferta de equipamientos que subrayan la deportividad del modelo. Basado en el acabado Style del Volkswagen Golf 8, incluye además asientos deportivos con apoyacabezas integrados de tipo «Bucket», un volante deportivo multifunción de cuero con controles táctiles, faros LED Performance con luz de curva y tren de rodaje deportivo, además de un diseño interior con acabado R-Line, pedales de acero inoxidable cepillado e inserciones decorativas en tablero de instrumentos.

Opcionalmente, también es posible elegir entre dos paquetes de equipamientos de alta gama. El paquete Visión ofrece faros inteligentes LED Matrix IQ.Light con Dynamic Light Assist, mientras que el paquete Confort viene con el avanzado sistema de sonido Harman Kardon de 480 W, con 9 altavoces y subwoofer, además del sistema de cierre y arranque sin llave Keyless Advanced.

A pesar de sus diferencias, el Golf R-Line conserva todos los elementos característicos del más puro ADN Golf, y ofrece un interior revolucionario a la altura de la octava generación. Completamente digitalizado, cuenta con sistemas de última generación, como el Travel Assist o la DSG electrónica con tecnología shift-by-wire, y la revolucionaria tecnología Car2X, que permite intercambiar información con otros vehículos e infraestructuras. Todo ello en un modelo propulsado por la gama de motores convencionales más sostenible de la historia de Volkswagen.