Hyundai Ionic eléctrico

Las tres dudas que hay que resolver antes de comprar un eléctrico o un híbrido

Es necesario hacer muchos cálculos para comprobar si realmente nos conviene un coche 100% eléctrico, si debemos apostar por un híbrido enchufable, un híbrido convencional, «Mild Hybrid»

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

Los principales fabricantes aseguran que el sobreprecio de un coche elé trico se compensa con el uso, pero es necesario hacer muchos cálculos para comprobar si realmente nos conviene un coche 100% eléctrico, si debemos apostar por un híbrido enchufable, un híbrido convencional, «Mild Hybrid», o directamente somos usuarios fieles a la carburación convencional.

El coche eléctrico puro y las variantes híbridas enchufables de coches de combustión se están poco a poco ganando un hueco en las preferencias de los compradores, con más oferta de modelos en el mercado. Sus beneficios principales son sus nulas emisiones de CO2 en circulación, y la posibilidad de «alimentarlos» con energía eléctrica procedente de fuentes renovables.

Autonomía, tiempo y precio de la recarga son las principales dudas que surgen a la hora de tomar una decisión de compra. Aunque la forma de disfrutar o utilizar un coche como medio de transporte está evolucionando, y las nuevas fórmulas como el renting permiten acceder a un vehículo de unas determinadas características por un tiempo determinado y par unas tareas concretas.

Desde Arval Consulting han localizado que estas son las tres preguntas básicas que cualquier usuario se formula al plantearse el renting de un coche eléctrico. Con sus respuestas se puede tener acceso a datos y ejemplos prácticos que nos ayuden a comprender mejor las características básicas de los coches eléctricos.

Los fabricantes publican el dato de autonomía de un coche eléctrico, pero para realizar comparaciones y tener un valor lo más realista posible, hay que fijarse que esa cifra se haya calculado bajo el ciclo de medición WLTP, que es el que más se ajusta a las condiciones reales de uso de un vehículo. Por ejemplo, un BMW iX3 declara una autonomía máxima de 460 kilómetros en ciclo WLTP y de 520 kilómetros bajo el anterior ciclo NEDC.

Si no tenemos a mano ese dato, hay un «truco» para poder calcularlo aproximadamente. Los fabricantes de baterías aseguran que, de media, cada kWh de batería equivale a 10 kilómetros de autonomía. Pero esta cifra cambia sustancialmente si tenemos en cuenta la potencia y el peso de los vehículos. En caso de no disponer del dato oficial, existe una sencilla forma de calcular la autonomía aproximada.

En un coche pequeño, multiplicando la capacidad de la batería por el factor 7,5, por ejemplo, en un Renault Zoe de 40 kWh, nos saldría una autonomía de 300 kilómetros . En un coche mediano, el factor es 7; y en uno grande, 5. De esta forma, un Hyundai Ioniq de 39 kWh tendría una autonomía aproximada de 273 km; y un Audi eTron de 71 kWh, de 355 kilómetros.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en casa?

Por norma general, recargar un coche eléctrico en casa resulta mucho más económico que hacerlo en un cargador de uso público. El coste para cargar un vehículo eléctrico (EV) o híbrido enchufable (PHEV), depende de la tarifa de electricidad y la cantidad de electricidad (kWh) que se utiliza. Una tarifa doméstica habitual es de aproximadamente 0,15€ /kWh, por lo que un vehículo con una batería de 40kWh costaría alrededor de 6 € para cargar la batería al completo, mientras que un vehículo híbrido enchufable con una pequeña batería de 10kWh costaría 1.5 € solamente.

La tarifa más apropiada para recargar un eléctrico es la supervalle (2.0DHS) con discriminación horaria, que ofrece precios mucho más bajos por la noche, que es el momento ideal para dejar enchufado el coche. Estas tarifas pueden llegar a un mínimo de 0.03€ /kWh, por lo que recargar al completo un modelo medio como un Hyundai Ioniq eléctrico, con una batería de 39 kWh, costaría 1,17 euros. Por este importe podríamos recorrer 340 kilómetros (según los datos de autonomía homologada WLTP de este modelo), de lo que sale un coste energético de 0,34 euros cada 100 kilómetros, mucho más bajo que el de un modelo equivalente diésel, que se sitúa en torno a los 5 euros cada 100 kilómetros. En el caso de un Hyundai Ioniq híbrido enchufable, con una batería de 8,9 kWh, el coste sería de 1,30 euros en tarifa pico, y de 0,27 euros con tarifa valle.

¿Cuánto tiempo tarda en cargarse un coche eléctrico?

El tiempo que lleva cargar un coche eléctrico depende de la velocidad de la unidad de carga, el tamaño de la batería, la capacidad del cargador del coche (que varía según el modelo) y el cable que empleemos. Si el coche no admite carga rápida o ultra rápida, no podremos beneficiarnos de las velocidades de carga más potentes.

Carga lenta (enchufe doméstico) carga a 2,5 kWh

Carga rápida (en casa, trabajo o red pública) carga habitualmente a 7 kWh (monofásico), pero puede aumentar hasta los 11 kWh o 22 kWh si es trifásico.

Carga ultra-rápida (red especializada) carga a 50 kWh, pero puede aumentar hasta 100 kWh y 350 kWh con súper cargadores). En estos cargadores solo se puede cargar hasta el 80% de la capacidad para proteger la batería.