Nissan Ariya, el eléctrico inteligente

Ariya es la expresión definitiva de Nissan en cuanto a estilo y tecnología, por lo que cada uno de estos elementos complementa al otro en cuanto a estética y funcionalidad. La plataforma totalmente eléctrica de este modelo ha conseguido eliminar las limitaciones fundamentales existentes y ha permitido a los diseñadores adoptar nuevos enfoques respecto a componentes ya existentes.

El interior parece más un elegante salón de café en una nave espacial, que un habitáculo de coche tradicional. Las ventajas que aporta la nueva plataforma VE de Nissan han permitido que el Ariya ofrezca uno de los habitáculos más espaciosos de su clase.

Además, el suelo plano y abierto, que es posible gracias a la ubicación de la batería en la base del chasis, y los asientos Zero Gravity de perfil delgado del Ariya, se traducen en una gran cantidad de espacio para las piernas y una fácil interacción entre los pasajeros de los asientos delanteros y traseros.

Los ocupantes delanteros disfrutan del salpicadero minimalista del Ariya, que combina a la perfección con la forma del habitáculo y se funde con las puertas. Carece de los botones e interruptores que se encuentran en los vehículos convencionales. Las funciones principales del climatizador están integradas en el panel central en forma de interruptores hápticos, que ofrecen la misma sensación que los interruptores mecánicos al vibrar cuando los tocas.

e-4ORCE: Confort de conducción

Los modelos Ariya de doble motor eléctrico y tracción total contarán con la tecnología de control de tracción total más avanzada de Nissan: e-4ORCE. La «e» de e-4ORCE hace referencia al sistema de tracción eléctrica de Nissan. «4ORCE» hace referencia a la potencia y energía física del vehículo, mientras que el «4» representa el control de tracción total.

El Ariya ofrece cinco modelos principales para el mercado europeo, incluidas las versiones con tracción a dos ruedas y tracción total, por lo que cubre las necesidades de conducción de una amplia gama de clientes.

El Ariya 63 kWh con tracción a dos ruedas es ideal para aquellos conductores urbanos y suburbanos que buscan calidad y estilo en su VE de nueva generación. Los modelos Ariya 87 kWh con tracción a dos ruedas es una ampliación del modelo de 63 kWh gracias a una motorización mejorada y a una autonomía adicional para aquellos conductores que buscan aventurarse en viajes más largos.

El modelo Ariya e-4ORCE 63 kWh con tracción total ofrece un equilibrio atractivo entre rendimiento y valor para su segmento. Casi sin renunciar a la autonomía, este modelo ofrece un amplio rendimiento y nuevas tecnologías innovadoras, incluyendo motores eléctricos dobles y tecnología de control e-4ORCE que transmite una potencia equilibrada y predecible a las cuatro ruedas.

El Ariya e-4ORCE 87 kWh con tracción total ofrecerá mayor autonomía y pura potencia gracias a la tecnología e-4ORCE. En lo más alto de la gama, el modelo Ariya e-4ORCE 87 kWh Performance se beneficia de una mayor potencia y ofrecerá la mejor combinación entre rendimiento y tecnología.

Conducción inteligente

El Ariya garantiza elevados niveles de confort y confianza porque ofrece a los ocupantes las más moderna tecnología Nissan, incluida una versión mejorada de ProPILOT, el sistema que viene incluido en el Nissan LEAF de segunda generación y es un sistema de asistencia práctica que ayuda al conductor a mantenerse centrado en su carril, a circular por el tráfico denso en autopista y a mantener una velocidad y distancia establecidas respecto al vehículo de delante.

ProPILOT con Navi-link ofrece una experiencia mejorada gracias a la incorporación de datos de la carretera y tecnología de detección, este sistema es capaz de ofrecer una conducción más suave al conducir por un solo carril en autopista. Al conectarse con el sistema de navegación y usar los datos de ruta, este práctico sistema de asistencia al conductor ayudar a ajustar la velocidad del vehículo en base al límite establecido.

Además, el sistema puede ayudar a ajustar la velocidad del vehículo en función de las futuras condiciones de la carretera, como reducir suavemente la velocidad del vehículo antes de una curva cerrada, ofreciendo así a todos los ocupantes un viaje agradable y seguro.