Llegan a los concesionarios los BMW M5 y M550I XDrive

La oferta de precios va de 107.150 a 151.100 euros, con potencias de 530 a 625 CV

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

Los nuevos integrantes de BMW M ya están disponibles en la red de concesionarios de la marca en España desde 107.150 €. El acceso a la gama BMW M en la Serie 5 de BMW es el nuevo BMW M550i xDrive Berlina. Con un motor V8 de 4.395 cc, es capaz de desarrollar 530 CV de potencia y 750 Nm de par máximo. Esto permite una aceleración de 0-100 km/h en 3,8 segundos y una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Estéticamente, el BMW M550i xDrive Berlina se ha adaptado a su dinamismo y propiedades de refrigeración. Además incorpora detalles en Cerium Grey como las carcasas de los retrovisores, el marco de los riñones y el anagrama de modelo en la trasera. El paquete deportivo M se enfatiza con un pequeño alerón en la parte superior de la tapa del maletero. El cambio automático deportivo Steptronic de 8 velocidades con levas en el volante es de serie así como las tipografías específicas en el cuadro de instrumentos y molduras de entrada. El BMW M550i xDrive incluye Launch Control para las aceleraciones más rápidas posibles desde parado.

Fotogalería: BMW M550I XDrive y BMW M5

Galería. Fotogalería: BMW M550I XDrive y BMW M5

BMW M GmbH ha convertido a sus BMW M5 y BMW M5 Competition mejor que nunca en berlinas de elevado rendimiento. El motor V8 de 4,4 litros con tecnología BMW M TwinPower Turbo desarrolla 600 CV en el BMW M5 y 625 CV en el BMW M5 Competition. L a caja de cambios automática M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic se ofrece de serie, al igual que la tracción total M xDrive, que también incluye un ajuste 2WD para una tracción trasera pura.

Con unos nuevos amortiguadores, que proceden del BMW M8 Gran Coupé, y con una nueva puesta a punto del chasis, el BMW M5 Competition ofrece una conducción y dinamismo al límite aún mejores, con unos niveles de confort superiores. El BMW M5 Competition es siete milímetros más bajo que el BMW M5 e incluye ajustes específicos de suspensión y muelles. Esta configuración tiene en cuenta la potencia extra de su motor y se nota claramente al rodar en circuito.

El BMW M5 acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,4 segundos y alcanza los 200 km/h en tan solo 11,1 segundos. El BMW M5 Competition supera una fracción antes ambas marcas: 100 km/h en 3,3 segundos y 200 km/h en 10,8 segundos.