Consejos para aparcar tu moto en ciudad

No todo vale y podemos sorprendernos con una multa de tráfico

S. M. Madrid

Ligera, ágil, fácil de aparcar, con poco consumo y bajo impacto ambiental. En comparación con otros vehículos, la motocicleta, sin duda, juega un destacado papel en los nuevos modelos de movilidad sostenible de las grandes ciudades. Atascos interminables e insufribles para llegar al destino, problemas para aparcar, restricciones de tráfico… Los desplazamientos en automóvil por las grandes ciudades se están volviendo cada día más complicados y la solución a estos problemas puede ser una moto.

No obstante, ¿quién no ha escuchado alguna vez una de esas frases del tipo, «Lo bueno de la moto es que la puedes dejar en cualquier sitio y listo»? Pero no todo vale, y podemos sorprendernos con una multa de tráfico. De hecho, según Box Repsol, cada ciudad tiene su propia normativa al respecto y es importante conocer la legislación específica de tu localidad, y más detalles:

- Parking exclusivo para motos: Si hay aparcamientos de uso exclusivo para motos ese es el primer sitio en el que has de aparcar.

- Podemos usar aceras: Son muchas las ciudades (Madrid, por poner un ejemplo) en las que está permitido estacionar vehículos de dos ruedas en paseos, andenes y aceras siempre y cuando estos tengan una anchura superior a los tres metros.

- Cómo colocar la moto: Una vez nos hemos situado sobre la acera llega el siguiente punto importante para no acabar con un tiquet en el bolsillo: ¿Cómo debemos colocar la moto para que no nos multen? Pues, aunque también es algo que tiende a estar recogido en la normativa municipal lo habitual es que se exija un aparcamiento en paralelo al bordillo y lo más próximo posible a éste siempre y cuando no haya un paso de cebra.

- Nunca pegada a la pared: Es importante recalcar que está prohibido aparcar tu moto pegada a la pared: es una zona de tránsito de peatones y, sobre todo, en caso de venir una persona invidente le estarías cortando el paso.

- Nada de doble fila: Ni lo sueñes. Da igual lo ancha que sea la acera o lo terco que te pongas, esto sí que es una multa asegurada.

- No ates tu moto al mobiliario urbano: Árboles, farolas, postes… el mobiliario urbano no puede ser utilizarse bajo ningún concepto como apoyo o base para aparcar tu moto. ¿Tentador? Sí. ¿Ilegal? Pues también.

- Nada de zonas reservadas: no deben usarse bajo ningún concepto. Ni por ser domingo, ni por ser tu cumpleaños. Sin excepciones. Estas ubicaciones tienen un uso específico y no puede ser alterado.

- Tu moto no es una bicicleta: Aunque una bici y una moto tengan bastantes similitudes no puedes usarlas como justificación para aparcar tu moto en un parking para bicis. Es ilegal: las zonas de bicis son exclusivas para este tipo de vehículos. Si tienes motor, no entras.