Ejemplos de matrículas en España

Cómo saber de qué año es un coche

Su edad, historial y propietarios anteriores puede ser un factor fundamental antes de comprar un vehículo de segunda mano

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

A la hora de comprar un coche de segunda mano es fundamental conocer una serie de datos como la edad, el número de kilómetros reales que tiene, o incluso el número de propietarios anteriores. Todo ello nos puede dar u na idea del estado general del vehículo. Muchos compradores no acaban de fiarse de los coches de segunda mano debido al desconocimiento del «currículum» de este tipo de vehículos y con la intención de evitar así un posible fraude.

La matrícula del coche nos puede ofrecer alguna pista acerca de su edad, pero también hay que tener en cuenta que un coche puede ser rematriculado, por lo que es necesario contar con una herramienta más eficaz.

El primer lugar al que se puede acudir es la Dirección General de Tráfico, que a través de su web dispone de los datos oficiales. En el menú lateral «Vehículos->Matriculaciones» podrás realizar la consulta según diferentes tipos de dato o informes como por tipos de vehículo y mes, por procedencia y mes, según carburante, etc.

Página web de la DGT

Si este tipo de consulta resulta demasiado complicado y lento, también existen programas informáticos o aplicaciones para móviles que nos indican la fecha de matriculación de un vehículo con solo poner la matrícula.

Por ejemplo, Carfax y varios concesionarios de vehículos de segunda mano que tienen acuerdo con Autocasion mantienen una colaboración por la que ofrecen gratis el historial de todos sus vehículos publicados en su web. Así, mediante un enlace directo a Carfax desde el anuncio de un coche, el usuario puede acceder a toda la información del modelo, ofrecida con la máxima transparencia.

Otra de las aplicaciones que puedes descargar en el móvil es «Investiga coches», en la que simplemente introduciendo el número de matrícula de un vehículo nos ofrece datos como la fecha exacta de matriculación (día, mes y año), marca, modelo, combustible, edad y distintivo ambiental.

Tipos de matrícula en España

Muchas de estas calculadoras de matrícula se remontan al año 1900, cuando se puso en marcha el sistema de matriculación español, que ha sufrido varios cambios a lo largo de la historia.

En las carreteras y calles españolas resulta cada vez más sencillo encontrar multitud de tipos de matrículas. Además de las tradicionales, con cuatro dígitos y tres letras, es posible encontrar placas de colores y con distintas combinaciones de letras.

El primer sistema utilizado, el llamado provincial numérico, que estuvo vigente hasta 1971, se componía de una, dos o incluso tres letras que representaban la provincia de matriculación, seguidas de una serie consecutiva de hasta seis cifras. Por ejemplo: B – 1234(56).

Después de 1971, se cambió hacia el sistema provincial alfanumérico. Consistía en 2 letras correspondientes a las dichas iniciales de cada provincia en cuestión y 4 cifras numéricas consecutivas. Y para rematar la serie, añadía una letra final que cambiaba siguiendo el orden alfabético. Al llegar a la Z, se añadió una segunda letra. Por ejemplo: B – 1234 – AB.

Este sistema, aunque optimizado, es el que funciona en la actualidad. Se denomina sistema nacional y entró en vigor en 2000. E liminó por completo la referencia a la provincia donde se realizó la matriculación del vehículo, adjudicándose las matrículas por un sistema único en toda España y siendo así imposible saber dónde se había matriculado el vehículo. En su lugar, todas las matrículas españolas incorporaron una E con la bandera europea. Introdujo así matrículas que constan de 4 cifras y 3 letras consonantes. Por ejemplo: 1234 – BCD. Este sistema permite un total de 80.000.000 de matriculaciones.