BMW 218i Gran Coupé / Karam el Shenawy

Prueba

BMW 218i Gran Coupé: si existe es porque era necesario

BMW amplía su gama con la llegada del Serie 2 Gran Coupé. Un Serie 1 transformado en berlina deportiva que propone un perfecto equilibrio entre su diseño, habitabilidad y comportamiento. Nosotros lo hemos probado con el motor de gasolina de acceso que desarrolla 140 CV.

KARAM EL SHENAWY Madrid

BMW ha encontrado un filón en el apellido Gran Coupé. Tras estrenarlo hace casi una década en el Serie 6, se ha ido extendiendo por sus modelos pares hasta llegar al nuevo Serie 2. Un modelo, el Serie 2 Gran Coupé que tiene mucho de Serie 1 (comparte base, motores…) y poco del Serie 2 Coupé que todavía se vende actualmente y cuya renovación está preparada para finales de este año, principios de 2021.

Fotogalería: BMW 218i Gran Coupé

Galería. Fotogalería: BMW 218i Gran Coupé

Con 4,53 metros de largo , la firma bávara lo ha posicionado de manera estratégica en su gama al ser 20 cm más largo que un Serie 1 y 20 cm más corto que un Serie 3 . No obstante, si lo comparamos contra el que sería su rival más directo, el Mercedes-Benz CLA Coupé, vemos que es también más pequeño al medir este último 4,68 m.

Ficha técnica BMW 218i Gran Coupé

Ficha técnica BMW 218i Gran  Coupé
  • Motor: Gasolina 1.5 Turbo 140 CV

  • Consumo: 6,1 l/100 km

  • Largo/ancho/alto: 4.526/1.800/1.420 mm

  • Maletero: 430

  • Precio: Desde 31.100 euros

Dimensiones al margen, BMW ha conseguido proponernos un producto que destila atractivo por los cuatro costados, con una zaga única que hereda buena parte del diseño visto en el actual Serie 8 Gran Coupé pero aportando su punto de distinción. Una zaga que genera polarización en lo que a gustos se refiere y que en nuestra unidad de pruebas se enfatiza todavía más al ir ataviado con el paquete M Sport, con el que aumenta considerablemente su deportividad. Paragolpes específicos, llantas de 18 pulgadas, frenos M Sport o inserciones en negro brillante son algunos de los elementos específicos de una versión que, económicamente, incrementa su valor en 3.800 € frente al acabado básico y 1.500 € frente al Sport.

El que gana es el maletero

De puertas para dentro, la sensación de asombro es menor siempre y cuando omitamos los asientos deportivos M Sport con reposacabezas integrados o el tapizado en cuero rojo que lucía nuestra unidad. Decimos esto porque en esencia este Serie 2 Gran Coupé es un calco del actual Serie 1.

Salpicadero del BMW 218i Gran Coupé / Karam el Shenawy

El salpicadero, en nuestra configuración, estaba presidido el BMW Live Cockpit Professional compuesto una pantalla central de 10,25 pulgadas y un cuadro de instrumentos también digital con grafismos personalizados en función del programa de conducción escogido. Como ya es característico, el monitor central además de ofrecer un manejo sencillo e intuitivo puede ampliar sus funciones gracias al control gestual o al asistente inteligente BMW Assistant que responde a la orden vocal de «Hey BMW». La inherente excelente calidad de construcción de los BMW se encarga de completar este puesto de conducción.

Detalle de la pantalla central / Karam el Shenawy

Donde uno quizá esperaba encontrar el punto diferenciador, sobre todo respecto al Serie 1, hubiera sido en la habitabilidad. Sin embargo, tras medir ambos vehículos vemos que el espacio reinante en ambos es idéntico. Únicamente una caída del techo más pronunciada resta algún milímetro en dicha cota al tiempo que dificulta el acceso a estas plazas.

El maletero cubica 430 litros / Karam el Shenawy

El maletero, en cambio, sí ve aumentada su capacidad al ofrecer 430 litros, volumen que vuelve a ser estratégico ya que son 50 litros más que el Serie 1 y 50 menos que el Serie 3. Cierto es que en comparación al Serie 1 se suprime el práctico portón, pero este Serie 2 Gran Coupé lo palia con una boca de carga ancha y situada bastante cerca del suelo. Sus formas regulares le permiten, además, organizar la carga con relativa facilidad. Si lo comparamos de nuevo con el CLA Coupé, su volumen es ligeramente inferior, 30 litros.

Un excelente acceso

Dinámicamente es muy equilibrado / Karam el Shenawy

La oferta mecánica actual está dominada por los motores de gasóleo dejando en dos opciones a aquellos que quieran optar por la gasolina: el 218i Gran Coupé con 140 CV y el descomunal M235i xDrive con sus 306 CV. Para esta prueba hemos optado por el primero de ellos, en una demostración de que ser el motor de acceso no tiene por qué ser algo negativo. Todo lo contrario, durante la semana de pruebas, el bloque tricilíndrico 1.5 Turbo de gasolina ha demostrado toda su valía hasta el punto de que no nos tiembla el pulso al comentar que probablemente sea el mejor motor de tres cilindros que ha pasado por nuestras manos.

La silueta lateral es única / Karam el Shenawy

Argumentos no le faltan: suavidad, respuesta en un régimen bajo, contundencia al subir la aguja y un consumo de combustible bastante contenido. Como socio de lujo, la transmisión automática Steptronic de doble embrague y siete relaciones que tiene un sobrecoste de 959 € que se pagan gustosamente al comprobar su rapidez y eficacia (solo echamos en falta que incorporase levas tras el volante).

La transmisión automática cuesta 959 euros / Karam el Shenawy

A ello se une además una puesta a punto muy correcta enfatizada de nuevo por el acabado M Sport al incorporar de serie suspensión deportiva 10 mm más cerca del suelo, dirección progresiva M y los ya comentados frenos M más potentes. Un conjunto al que se une la nueva plataforma con tracción delantera que equilibra el comportamiento del coche o los tres programas de conducción: EcoPro, Comfort y Sport con los que varía la gestión del motor, acelerador, transmisión y dirección.

Detalle de la pinza de freno M Sport / Karam el Shenawy

Con todo, este 218i Gran Coupé es tan cómodo como un Serie 3 al rodar por autovía y autopista, donde consigue un gasto medio de 6/100 km, como divertido para pasar una jornada de curvas, viendo eso sí cómo el gasto roza los 10 litros. Lograr los 6,1 l/100 km que homologa de media no se antoja como una tarea complicada aunque a poco que queramos alternar entre diferentes escenarios, lo normal será moverse en torno a los 7 l/100 km.

En resumidas cuentas

Hay quien ve innecesario que los fabricantes amplíen sus gamas sin sentido. No obstante, que BMW haya lanzado este Serie 2 Gran Coupé se justifica no solo para complicarle la vida al CLA Coupé de Mercedes-Benz, sino también porque se convierte en un alternativa más atractiva y distinguida del Serie 1.

El CLA Coupé tiene un rival muy duro de roer / Karam el Shenawy

Asimismo, la elección del motor de gasolina de acceso consigue derribar los clichés sobre los bloques tricilíndricos, proponiendo un perfecto equilibrio entre empuje, deportividad y eficiencia. La única pega, quizá, la inherente a todos los fabricantes Premium: el precio de sus opciones, ya que de los 31.100 € que parte este 218i Gran Coupé con transmisión manual (es el único que la asocia) y acabad básico, pasamos a los 50.150 € de nuestra unidad de pruebas.

Nuestra valoración

8,0

Destacable

Diseño exterior único

Respuesta del motor

Comportamiento dinámico

Mejorable

Precio final con opciones

Acceso a plazas traseras

Interior sobrio

Fuente: Autocasión.com