Factura de la luz. / R. C.

Más de 1,2 millones de hogares pasan a las tarifas eléctricas estables

El cambio del mercado regulado, desbocado desde el pasado verano, al libre, se duplicaron en plena crisis de precios eléctricos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La escalada de precios eléctricos que sufre España desde el verano pasado, agravada ahora por la guerra en Ucrania, ha provocado un cambio radical en las tarifas que tenían contratadas los ciudadanos, al trasladarse masivamente del mercado regulado al libre como nunca antes lo habían hecho, en busca de tarifas más estables. En concreto, 1.250.101 hogares optaron por algunas de las decenas de tarifas estables que ofrecen las comercializadoras y decidieron salir del PVPC, después de registrar continuos récord históricos de costes.

Este número abultado de cambios de consumidores del mercado regulado al libre supone más que duplicar la petición de traslado entre ambos tipos de tarifa en 2020, cuando apenas superó el medio millón de portabilidades. Además, la cifra registrada el año pasado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) revela un dato récord de traslados de tarifa, frente a los 663.000 de 2019 o los 737.000 de 2018. También hubo quien pasó del mercado libre al regulado, aunque posiblemente lo hicieran en la primera parte del año pasado, cuando los precios del 'pool' eran todavía relativamente bajos, antes de que comenzaran a repuntar desde el mes de junio. Unos 428.000 hogares optaron por la tarifa regulada desde alguna de las libres.

Con todos estos datos, ya hay 19,8 millones de puntos de suministro en el mercado libre frente a 10 millones del regulado, su mínimo histórico. Es decir, ya representan menos de un 33% del total, cuando hasta hace un año eran un 40%. Los datos de 2021 son provisionales porque a pesar de que las empresas han remitido sus datos a la CNMC, aún podrían enviarnos alguna modificación.

Estos cambios masivos se explican porque la tarifa regulada dejó de ser el año pasado la más competitiva del mercado en términos de precio, frente a cualquiera de las ofertas del mercado libre. En concreto, un hogar medio (potencia contratada de 4,5kw y un consumo anual de 3.000kwh) pagó el año pasado casi 1.000 euros en facturas de la luz (unos 83 euros al mes), frente a los algo más de 600 euros anuales del ejercicio anterior. Y ello contando con la rebaja del IVA (del 21% al 10%), el impuesto eléctrico (del 5,1% al 0,5%) y los cargos de la parte fija.

Durante el año 2021, los cambios de comercializador en el mercado eléctrico aumentaron un 36,7% con respecto a 2020, hasta alcanzar un total 5 millones. El 91,4% de los traslados, independientemente de que se produjeran en el mercado libre o en el regulado, fueron para contratar con una comercializadora del mercado libre. En concreto, dentro del mercado libre cambiaron de eléctrica unos 3,3 millones de hogares; y poco más de 7.000 lo hicieron dentro de las cinco compañías del mercado regulado.

Los datos actualizado por la CNMC reflejan también una mayor tasa de cambio de comercializador desde el mercado regulado al libre en las comunidades de Galicia (5,4%), Canarias (4,8%) y Castilla La Mancha y Murcia (en ambos casos con el 4,7%). En términos absolutos, destacaron las regiones de Andalucía y Cataluña, donde 234.000 y 174.000 consumidores respectivamente pasaron del mercado regulado al libre en 2021 (100.000 y 88.000 consumidores en 2020). Por su parte, los territorios con menor tasa de salidas desde el mercado regulado al libre fueron Asturias (1,7%) y Cantabria (2,6%).