Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

La tensión geopolítica devuelve las caídas a las Bolsas

El Ibex-35 cae más de un 1% y se aleja de los 8.200 puntos

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La tensión geopolítica vuelve al primer plano de los riesgos para unos inversores que, además, vienen de varias sesiones consecutivas de subidas y pueden aprovechar la incertidumbre para recoger beneficios.

El inesperado ataque de un misil en territorio de Polonia, país miembro de la OTAN, reactiva la salida de los activos de riesgo y el Ibex-35 perdió un 1,06% al cierre, aunque al menos logró mantener los 8.100 enteros al cerrar en 8.101,4 punto.

Los números rojos estuvieron liderados por Fluidra, que perdió cerca de un 5%. No obstante, fue IAG el valor que ejerción mayor presión bajista por su mayor peso en el mercado, con un descenso del 4,76%. La cotizada corta en seco su racha alcista, golpeada también por las malas sensaciones que en la jornada despierta el sector en el mercado.

No solo se trata del impacto de una mayor tensión por la guerra. El sector se ve lastrado también por el desplome de cerca del 12% que experimentan las acciones de Air France, después de que la aerolínea haya anunciado una nueva emisión de bonos convertibles en acciones por 300 millones de euros para reforzar su balance. Una operación que diluirá la participación de sus actuales accionistas.

Con este telón de fondo, las subidas de financieras y energéticas no bastaron para evitar que el Ibex se aleje de los 8.200 puntos que llegó a rozar al inicio de la sesión. En concreto, la parte alta de la tabla estuvo liderada por CaixaBank (+1,52%), Endesa (+1,04%), Bankinter (+1,02%), Red Eléctrica (+0,55%), Sabadell (+0,48%), Repsol (+0,46%) y Mapfre (+0,33%).

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo vuelve a caer con fuerza, con el barril de Brent, de referencia en Europa, en 91,92 dólares, mientras que el West Texas estadounidense rondaba los 84,5 dólares.