Interior de la Bolsa de Madrid. / afp

La prudencia se instala en las Bolsas a la espera de los bancos centrales

El Ibex-35 cede un 0,15% y se aleja de los 8.400 puntos, sin apenas reacción del petróleo al tope del mercado ruso

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

El año bursátil está prácticamente finiquitado y nadie quiere cometer algún error qeu engorde las pérdidas que la mayoría de inversores ya acumulan en el ejercicio. El Ibex-35 apenas cedió un 0,14% hasta los 8.370 puntos, en una semana marcada por la escasa actividad ante los dos festivos nacionales que sin duda mermarán el volumen de negociación y, por tanto, aumentarán la volatilidad del mercado.

Las mayores ganancias de la sesión fueron para Grifols, que subió un 3,63%, seguido de Aena (+2,44%), Solaria (+2,15%) y Merlin (+1,96%). En la parte roja de la tabla lideraron Indra (-2,56%) y otros grandes valores como Telefónica (-1,26%), Inditex (-1,07%) o BBVA (-1,03%).

Los inversores permanecen a la espera de la reacción de los bancos centrales a los datos macroeconómicos más recientes. Y, al menos en EE UU, todo apunta a que la Reserva Federal (Fed) tiene vía libre para seguir siendo agresiva en su política monetaria.

«Los datos de empleo estadounidenses, publicados el pasado viernes complican su actuación, ya que demuestran que, de momento, las alzas de las tasas oficiales que ha llevado a cabo no han servido para enfriar el mercado laboral estadounidense, algo que es uno de los objetivos del banco central», indican los analistas de Link Securities.

Es más, recuerdan que en noviembre se volvió a acelerar la tasa de crecimiento interanual de los ingresos medios por hora, variable con evidentes connotaciones inflacionistas, al ser un claro efecto de segunda ronda de la inflación, efectos que la Fed y el resto de bancos centrales pretenden erradicar de raíz.

«La interpretación inicial de los inversores a la publicación de estas cifras fue la esperada, que es la que compartimos: la Fed se verá obligada a subir sus tasas de interés oficiales durante más tiempo y hasta un nivel superior al esperado en un principio para tratar de enfriar el mercado laboral», explican los expertos.

El mercado también sigue muy de cerca la evolución del precio del petróleo, que apenas ha reaccionado a la decisión de la Unión Europea de imponer una limitación de 60 dólares al barril de crudo ruso.

La reacción de Rusia no se ha hecho esperar y su gobierno ha anunciado que dejará de vender crudo a los países que hayan suscrito el acuerdo. Pero la tensión no ha bastado para alterar, al menos de momento, el mercado de materias primas. De hecho, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, de referencia en Europa, se situó el lunes sobre los 85 dólares, con un ligero descenso del 0,4% al cierre de los mercados europeos, mientras que el estadounidense West Texas rondaba los 79,5 dólares.

Temas

Ibex 35