Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

Las pérdidas se imponen en las Bolsas tras el paro en EE UU

El Ibex-35 pierde los 8.400 puntos y rompe con su racha de seis semanas de subidas. Los buenos datos de empleo en la primera potencia mundial dan vía libre a la Fed para seguir subiendo tipos

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Buenas noticias para la economía, mala reacción en el mercado. El último informe de empleo en EE UU ha servido para certificar la resistencia del mercado laboral en la primera economía mundial, que creó 263.000 puestos de trabajo en noviembre. Aunque la cifra baja de los 284.000 del mes anterior, es mucho más elevada que los 200.000 anticipados por el consenso del mercado. Por su parte, la tasa de desempleo se mantuvo en el 3,7%

Y eso, que es una gran noticia para la recuperación, provocó ayer una nueva salida de los activos de riesgo por parte de los inversores, ante la evidencia de que la Reserva Federal (Fed) cuenta con vía libre para seguir subiendo los tipos de interés con fuerza en su lucha contra la inflación. Y de una forma más agresiva si hiciese falta para evitar los temidos efectos de segunda ronda por el mantenimiento de las tensiones inflacionistas. Sobre todo tras publicarse que los salarios crecieron un 0,6%, el doble de lo esperado.

Las principales Bolsas europeas se dieron la vuelta al rojo tras la publicación del dato. Y el Ibex-35 cedió un 0,3% al cierre por debajo de los 8.400 puntos, con las mayores pérdidas para Acciona (-4,85%), Solaria (-2,13%) y Acciona Energía (-2%). En la semana, el selectivo se deja un 0,4% y pone fin a una racha de seis consecutivas de subidas.

La parte alta de la tabla estuvo liderada el viernes por Indra, que subió un 4,77% ante nuevos rumores sobre la posibilidad de que la compañía se escinda en dos, por un lado, la división de Transporte y Defensa, y, por otro, Minsait; después de la petición pública del fundador de Amber Capital, Joseph Oughourlian.

Según Bloomberg, varios miembros del consejo han discutido acciones sobre el futuro de Indra, si bien ninguna de estas conversaciones han sido formales.

La posible escisión o venta parcial de Minsait ha estado sobre la mesa de Indra en los últimos años como una forma de aflorar el valor de la acción, ya que la suma de las partes de ambos negocios valdría más que la capitalización actual de Indra, casi 1.900 millones de euros.

Mientras, en el mercado de materias primas, el precio del petróleo repunta ante la esperada reunión que el domingo mantendrán los miembros de la OPEP+, en la que se podría decidir un nuevo recorte de la producción en un momento en el que el crudo cotiza bastante por debajo de los máximos de 120 dólares del año.

De momento, el barril de Brent -de referencia en Europa- cotiza en el entorno de los 87 dólares, mientras que el West Texas estadounidense ronda los 81 dólares.