Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex se toma un respiro tras once sesiones de subidas

El selectivo cede un 0,9% y cede los 8.500 puntos a la espera de nuevas referencias como las últimas actas de la Fed

Clara Alba
CLARA ALBA

El Ibex-35 se toma un respiro tras once sesiones consecutivas de subidas en las que ha logrado sumar un 5%. Tras batir los 8.500 puntos, el selectivo perdió este miércoles ese nivel con una caída del 0,9% hasta los 8.434 puntos. Descensos que, no obstante, fueron más moderados que en el resto de Bolsas europeas.

Wall Street también retrocedía desde máximos de tres meses al cierre de los parqués del Viejo Continente, a la espera de importantes referencias como las actas de la última reunión de julio de la Reserva Federal (Fed) -con los mercados europeos ya cerrados- y los datos de ventas minoristas del mismo mes, que se mantuvieron sin apenas cambios en julio.

Este dato resulta clave para conocer cómo se está comportando el consumo privado en el país en un entorno de cifras históricas de inflación. Y las dos referencias están íntimamente relacionadas pues, aunque el mercado ha pasado a descontar la posibilidad de que la próxima subida de tipos en EE UU será 'solo' de 50 puntos básicos, frente a los 75 anticipados hace solo unas semanas, los analistas de Bankinter recuerdan que si los datos de consumo privado siguen dando síntomas de resistencia frente a la inflación, habría «más argumentos para que la Fed continúe con el programa de subidas».

Dentro del selectivo, apenas seis valores aguantan en positivo o neutrales ante la recogida de beneficios de los inversores. Acciona Energía, Repsol, Acciona e Iberdrola lideraron la parte alta de la tabla, pero con subidas muy limitadas qeu oscilaron entre el 0,8% y el 0,05%.

En el lado negativo destacó IAG, con caídas de más del 4% al cierre, seguida de Colonial (-3,32%), Fluidra (-2,59%) y otros grandes valores como Arcelormittal, Telefónica, Inditex o Meliá, que cayeron más de un 2%.

Tampoco respondieron los bancos al fuerte repunte que el miércoles experimentaban la rentabilidad de los bonos soberanos (que se mueve de manera inversa al precio). En concreto, el interés del bono alemán a diez años subía casi un 12% para situarse en el 1,09%, mientras que el del bono español subía hasta el 2,2%.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo volvían a caer, con el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, por debajo de los 92 dólares. Por su parte, el West Texas estadounidense cede hasta los 86,4 dólares.