Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex lidera las caídas en Europa por debajo de los 8.500 puntos

El selectivo cede un 0,6% en una jornada marcada por las sanciones contra Rusia y los resultados empresariales

Clara Alba
CLARA ALBA

Jornada de más a menos para las Bolsas europeas, que al cierre de la sesión borran la calma que reinaba en la apertura ante la crisis en Ucrania. El Ibex-35 despide la jornada con una caída del 0,6%, liderando las pérdidas en los parqués europeos y alejándose de la cota de los 8.500 puntos.

Y eso que los inversores habían comenzado la jornada animados, aunque solo fuese porque las caídas que desde principios de año acumulan los mercados indican que la tensión geopolítica ya está, aunque solo sea en parte, descontada en el precio de muchas cotizadas.

Pese a ello, los números rojos se han impuesto indicando que ese riesgo es más económico que bélico tras la decisión de EE UU y Europa de imponer ya las primeras sanciones a Rusia. En el mercado de materias primas, uno de los más sensibles al conflicto, el precio del petróleo se estabiliza en los 94 dólares para el barril de tipo Brent, de referencia en Europa, mientras que el estadounidense West Texas ronda los 92 dólares.

En la Bolsa española, el protagonismo absoluto ha sido para los resultados empresariales, con dos de los grandes valores del parqué rindiendo cuentas al mercado. Por un lado, Iberdrola, que ha logrado un beneficio neto récord de 3.885 millones de euros en 2021, lo que representa un incremento del 8% con respecto al ejercicio anterior. Los inversores acogen las cuentas con una subida del 1,3% en su cotización.

Por otro, Aena, que perdió 60 millones de euros el pasado año, desde los números rojos de más de 126 millones registrados en 2020, el primer año de la pandemia que bloqueó la actividad turística por completo. La compañía cae más de un 3% al cierre acompañando a otros valores turísticos como IAG, que también cede un 2,8%.

Sin embargo, la parte baja de la tabla ha estado dominada durante toda la jornada por Indra, con un desplome del 9,4% tras conocerse que la SEPI aumentará su participación en la compañía del 18% actual hasta el 28%.