Interior de la Bolsa de Madrid. / europa press

El Ibex se apoya en banca e IAG para superar los 8.700 puntos

El selectivo español lidera las subidas en Europa con avances del 0,9% que le acercan de nuevo a máximos anuales

CLARA ALBA Madrid

Semana clave para las bolsas mundiales. Aunque el mercado ya vivió la pasada un aperitivo de los resultados del primer trimestre del año, las presentaciones cogen ahora velocidad de crucero , con los gigantes tecnológicos en Wall Street y la banca en España como protagonistas en los próximos días.

Ante la avalancha que se avecina, la Bolsa nacional optaba por la prudencia en los primeros compases de negociación, pero las subidas se afianzaron a medida que avanzaba la sesión y el Ibex 35 logra cerrar con subidas del 0,97% que sitúan su gráfica por encima de los 8.700 puntos.

Un nivel que será difícil de consolidar si la avalancha de resultados que se avecina no cumple con las expectativas del mercado. Bancos y valores turísticos repiten como principales valedores de las subidas, con IAG liderando la tabla con subidas cercanas al 4%. Aena y Meliá también suben en el entorno de un 2,5%, mientras que la cotización de Amadeus se revaloriza un 2%.

Parece que la esperanza en la reanudación del turismo entre EEUU y Europea, después de que la Comisión Europea haya abierto la puerta a que los turistas estadounidenses vacunados puedan cruzar el Atlántico, ha servido de revulsivo para estas compañías.

Del mismo modo, los bancos, que habían comenzado la jornada en rojo, también reaccionan al alza y ayudan al Ibex a ser el mejor indicador de Europa en el inicio de la semana. Incluso Bankinter pasa al verde con subidas del 2,7% pese a que los analistas de KPW hayan rebajado su precio objetivo de 4,54 a 4,4 euros por acción, en la semana de la salida a Bolsa de Línea Directa.

BBVA también ha visto cómo los analistas de Citigroup han decidido rebajar su valoración hasta los 4,95 euros por acción, frente a los 5 euros anteriores. Pero su cotización resiste con subidas de mas del 3% hasta los 4,47 euros por acción.

Ola de resultados

La entidad presentará el viernes sus cuentas trimestrales, coincidiendo en calendario con Banco Sabadell. Dos días antes, el miércoles, el mercado recibirá los resultados de Banco Santander. En total, ocho cotizadas españolas rendirán cuentas al mercado en los próximos días. «Habrá que estar muy atentos sobre todo a lo que digan sus directivos sobre lo que esperan para el resto del ejercicio en función de los escenarios de recuperación económica que manejen cada uno de ellos», indican los expertos.

Con este escenario, la volatilidad parece asegurada según las cotizadas vayan desgranando sus resultados. Unas dudas a las que se sumará también los renovados temores frente a la difícil situación con la evolución de la pandemia en India.

Los inversores también estarán muy pendientes de la reunión que la Reserva Federal (Fed) celebra el miércoles. Los analistas de Link Securities consideran que el organismo comandado por Jerome Powell no hará cambios en su política monetaria, aunque anticipan un discurso mucho más complicado que el más reciente del Banco Central Europeo (BCE) de cara a los inversores.

«Por un lado, Powell tendrá que reconocer que la economía estadounidense se está recuperando más rápidamente de lo esperado, lo que podría impulsar la inflación por encima del objetivo del 2% establecido por la Fed, al menos de forma puntual, mientras que, por otro, intentará convencer a los inversores de que el banco central mantendrá sus políticas monetarias ultralaxas por mucho tiempo, algo que parece que el mercado no termina de comprarle», indican.

A la espera de conocer el mensaje que se traslade al mercado, los inversores contarán este lunes con otras referencias como el IFO alemán (de confianza empresarial) de abril, que ha sido algo más flojo de lo esperado al situarse en 96,8 puntos, frente a los 97,8 esperados por el consenso y los 96,6 puntos del mes anterior.

Con el cruce euro/dólar en 1,2108 dólares, ante la subida del billete verde, el precio del petróleo cae hasta situarse la referencia europea del barril de Brent en los 65,67 dólares, mientras que el West Texas (de referencia en EEUU) cede por debajo de los 62 dólares.