El Ibex se apoya en las energéticas para recuperar los 8.300 puntos

Las compras se aceleran tras conocerse que el BCE iniciará el 1 de julio la compra de deuda mediante la reinversión de los vencimientos del programa de compras lanzado durante la pandemia

Clara Alba
CLARA ALBA

El Ibex-35 se olvida de su mala racha con una subida del 0,9% que devolvió al selectivo español por encima de los 8,300 puntos en una jornada marcada por el alza de los precios del petróleo y el encuentro anual del BCE en Sintra, donde su presidenta, Christine Lagarde, ha mostrado un tono mucho más agresivo abriendo la puerta a subir los tipos de interés más de lo anticipado en la reunión de septiembre, tras el alza de 25 puntos anticipada ya para julio.

Pese a ello, la herramienta antifragmentación que desde hace semanas diseña el organismo para evitar que las primas de riesgo de los países periféricos se disparen con la retirada de estímulos, está cerca de concretarse. Y este mismo viernes, la institución activará la compra de deuda a través de la reinversión de los reembolsos que vencen del programa de compras lanzado durante la pandemia (PEPP).

Algo que ya se ha dejado notar en la prima de riesgo española (diferencia entre la rentabilidad del bono español y el alemán a diez años), que el martes bajó de los 110 puntos básicos.

El sector energético fue el gran protagonista de las subidas, con Endesa (+3,24%), Naturgy (+3,02%), Repsol (+2,97%), Red Eléctrica (+2,72%) e Iberdrola (+2,55%) liderando la parte alta de la tabla.

Sin grandes referencias macroeconómicas hasta las próximas jornadas, los inversores vuelven a estar pendientes de la evolución de los precios del petróleo, que sigue escalando posiciones a la espera de la reunión de la OPEP del próximo jueves.

El barril de tipo Brent, de referencia en Europa, supera de nuevos los 112,5 dólares, mientras que el estadounidense West Texas ronda los 112 dólares, impulsado por las nuevas sanciones que el G7 amenaza con aplicar a Rusia, entre las que destaca un 'tope' al precio de su oro negro.

Pese a este entorno de mayor calma, los expertos recomiendan cautela a los inversores, ante un verano que se prevé más movido de lo habitual en los mercados bursátiles. Todo dependerá de los datos que se vayan conociendo a lo largo de las jornadas y de si los mismos indiquen si la economía global se encamina finalmente o no a una recesión.

Este mismo martes, la agencia de calificación crediticia S&P Global ha publicado este martes una actualización de sus perspectivas macroeconómicas para la eurozona, en las que ha aplicado una rebaja generalizada de las previsiones de crecimiento, siendo España el país entre las grandes economía del euro que mayor recorte en sus perspectivas ha sufrido, aunque seguirá manteniendo un notable crecimiento,

En concreto, la firma pronostica ahora que España crecerá un 4,1% en 2022, frente al 4,7% que esperaba en mayo, cuando ya recortó sus previsiones para el país en 1,4 puntos. Para 2023, el crecimiento será del 2,7%, en comparación con el 3,3% anterior. La previsión para 2024 ha quedado fijada en el 2,5%, lo que supone un recorte adicional de tres décimas.

Temas

Ibex 35