Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex aguanta los 8.100 puntos frente a la presión bajista

El selectivo recupera un 0,9% en el arranque de julio con el empuje de las energéticas. En la semana se deja un 0,8%

Clara Alba
CLARA ALBA

Sesión de ida y vuelta para el Ibex-35, que este viernes logró aguantar mejor que las bolsas europeas la presión bajista que llega desde Wall Street. El selectivo lideró las alzas de los parqués en el Viejo Continente con una subida del 0,96% que, al menos, permite al indicador cerrar por encima de los 8.100 puntos y limitar su caída semanal al 0,8%.

Los inversores llean tiempo descontando «ya sin prácticamente excepciones» una futura entrada en recesión. Y tras cerrar el peor arranque del año desde la pandemia con pérdidas del 7% en el semestre -y del 8,5% en junio-, los analistas de Link Securities indican que a partir de ahora el comportamiento de los mercados financieros va a depender en gran medida de cómo evolucione el escenario macroeconómico, especialmente de cómo lo haga la inflación.

«También va a ser muy relevante para la evolución de la renta variable en el corto/medio plazo lo que digan las compañías cotizadas cuando den a conocer sus cifras del segundo trimestre y den su opinión sobre cómo ven el devenir de sus negocios en lo que resta de ejercicio», aseguran en su análisis diario.

De momento, julio se estrena con el impulso de las energéticas, con Iberdrola al frente de las subidas con un avance del 4,49%. Avances también superiores al 3% en Endesa y al 2% para REE y Acciona Energía.

En todo caso, y tras una primera mitad de año repleta de incertidumbre, la primera sesión de julio no será indicativa de la tendencia que se avecina. Sobre todo porque el próximo lunes es festivo en Wall Street, con lo que habrá que esperar a que pase el 4 de julio para comprobar si los inversores están dispuestos a incrementar sus posiciones de riesgo tras las caídas.

Mientras, en el mercado de materias primas, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, cotizaba en 110,81 dólares, con un ascenso del 1,63%, mientras que el West Texas estadounidense se colocaba en los 107,35 dólares, con un repunte del 1,5%..