Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en Madrid / R. C.

La Guardia Civil desmantela una red de 'chiringuitos financieros'

La organización habría estafado más de 27 millones de euros a 472 personas en España

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

Un total de 472 víctimas en España con un montante estafado superior a los 27 de millones de euros. De esa dimensión es el perjuicio ocasionado por una organización criminal dedicada a la perpetración de estafas a través de los denominados 'chiringuitos financieros' que la Guardia Civil ha desmantelado, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

En la Operación ALIBI, la denominación que ha recibido esta investigación, se produjeron cuatro registros y se procedió a la detención de cuatro personas en Barcelona como supuestos autores de un delito de pertenencia a organización criminal y estafa.

El 'modus operandi' de la organización consistía en la manipulación de acciones cotizadas en sistemas multilaterales de negociación alemanes, franceses y austriacos, una conducta que está prohibida por el reglamento comunitario de abuso de mercado. Los sistemas multilaterales de negociación son mercados con menores requisitos para cotizar que los mercados regulados.

La red, de acuerdo con la investigación, tiene carácter internacional, pero está especialmente radicada en Alemania y España, centros que se dividían el trabajo. La parte de la organización ubicada en Alemania manipulaba las acciones de algunas empresas que cotizaban en esos sistemas multilaterales de cotización, mientras que la parte española era la que captaba a inversores mediante técnicas de telemarketing. La estrategia empleada era la típica de los 'chiringuitos financieros': continuos contactos con promesas de grandes beneficios invirtiendo en los valores que se ofrecían. La organización criminal contactaba con los potenciales ahorradores vía telefónica a través de diferentes 'call centers' cada vez con el objetivo de no ser detectados.

De acuerdo con la nota de la Guardia Civil, «las víctimas tenían una falsa sensación de seguridad por el hecho de que los valores cotizasen en sistemas multilaterales de negociación autorizados, se contactase con ellos en nombre de empresas de asesoramiento ubicadas en el extranjero creadas 'ad hoc' para aparentar solvencia y que la inversión se realizase a través de sus propias cuentas de valores».

Pero la organización criminal, continúa relatando la Guardia Civil, mantenía artificialmente el valor de las acciones vendidas y llegado el momento, dejaban 'caer' a la empresa y, con ello, el valor de sus acciones, lo que provocaba la pérdida de la inversión para el cliente. Así se consumaba la estafa. En ese momento, además, se sustituía a la empresa caída por otra nueva en la que invertirían las siguientes víctimas. En total, a lo largo de toda la investigación, se ofrecieron valores de 17 empresas extranjeras, creadas en diferentes países.

En el último año, la venta fraudulenta de valores de la empresa alemana Deutsche Werte Holding y de la griega World Excellent Products, hasta que su cotización fue suspendida en la bolsa austriaca, originaron en España un total de 69 denuncias con un montante de más de 3,2 millones de euros estafados.

A finales del año pasado, se produjeron cuatro detenciones en Alemania y una en Grecia. Esta última, de un ciudadano alemán, se considera que descabezó a la organización.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) colaboró con la Guardia Civil dentro de la habitual cooperación entre ambas instituciones en la lucha contra los fraudes financieros, poniendo a su disposición sus datos sobre las entidades españolas utilizadas en el fraude, firmas que ya habían sido anunciadas como 'chiringuitos financieros' a través de una advertencia en la web del supervisor el 28 de octubre de 2019.