Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex reconquista los 8.800 puntos con el tirón de las turísticas

El selectivo borra las dudas iniciales y sube un 0,5% hasta los 8.816 puntos, máximos desde noviembre

CLARA ALBA Madrid

Las Bolsas mundiales se enfrentaban a una jornada de resaca en la que digerir el dato de inflación en EE UU, desbocado hasta el 7% en máximos de casi 40 años. Y la sesión ha ido de menos a más con el Ibex-35 pasando de las pérdidas a ganar un 0,5% al cierre que ha permitido al selectivo recuperar los 8.800 puntos. Un nivel que el selectivo no alcanzaba desde el 25 de noviembre, el día anterior a conocerse la aparición de la variante ómicron.

Los valores turísticos han sido los principales artífices de la hazaña, con subidas del 2% para Amadeus e IAG y del 1,1% para Meliá. CaixaBank y Cellnex también han avanzado más de un 1%, aunque ha sido Acerinox el valor que ha liderado la tabla con una revalorización del 2,11%.

En negativo han destacado Fluidra (-3,37%), Rovi (-3,22%) y, de nuevo, PharmaMar (-1,61%). También destaca la caída del 0,9% experimentada por Ferrovial, después de que los analistas de Barclays hayan recortado su recomendación sobre la compañía a 'ponderar' desde 'sobreponderar' con un ajuste también en su precio objetivo.

Resultados

Con las presiones inflacionistas todavía muy presentes en el parqué, la última sesión de la semana se antoja algo más movida con el inicio de la temporada de resultados empresariales en Wall Street, que este viernes acogerá la presentación de cuentas de los gigantes bancarios del país.

Se trata de un periodo clave en el que se podrá comprobar el impacto de la variante ómicron en las empresas. Sin embargo, y como viene siendo habitual en los últimos trimestres, los inversores estarán más atentos a los mensajes que los principales directivos puedan transmitir en torno a sus previsiones para 2022.

En el mercado de materias primas, la demanda petrolera vuelve a estar en el punto de mira y el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, se mantiene por encima de los 84 dólares a pesar de registrar ligeros descensos en la apertura de los mercados europeos. Por su parte, el estadounidense West Texas sigue sobre los 82 dólares.