Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

Los bancos centrales golpean al Ibex, que pierde los 7.900 puntos

El selectivo pierde un 1,25%, hasta los 7.868 puntos, tras las dudas por la Fed y la decisión del Banco de Inglaterra de ejecutar la mayor subida de tipos en 33 años

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Las Bolsas europeas recogen el testigo bajista de Wall Street, que el miércoles se desplomó tras la reunión de la Reserva Federal (Fed) en la que el organismo decidió elevar los tipos de interés en otros 75 puntos básicos, hasta un rango del 3,75%-4%.

El Ibex-35 volvió a situarse en el furgón de cola de Europa, con caídas del 1,25% hasta los 7.868 puntos. En el terreno negativo destacaron los descensos de Rovi (-5,46%), Ferrovial (-4,1%), Sacyr (-4,07%), Cellnex (-3,64%), Merlin (-2,71%) y Colonial (-2,43%). Por su parte, Repsol (+1,45%), Indra (+1,37%), PharmaMar (+1,26%), Mapfre (+1,09%) y Meliá (+0,98%) lideraron la parte alta de la tabla.

Lejos de la claridad que suele caracterizar sus discursos, la intervención de Jerome Powell tras la reunión de la Fed dejó serias dudas en torno al futuro de la política monetaria. Tal y como explica Carlos del Campo, miembro del departamento de Inversiones de Diaphanum, que en las próximas reuniones se tendrán en cuenta el «esfuerzo acumulado de subidas y su efecto atrasado sobre la economía, que podrían permitir una subida de 50 puntos básicos y no de 75» en el encuentro de diciembre.

No obstante, Powell también explicó que el tipo terminal (como se conoce al pico máximo que se espera que alcancen los tipos de interés) podría ser mayor al estimado inicialmente, más próximo al 5% que el 4,6% anunciado en septiembre. Y esto es lo que gustó menos al mercado, que activó las órdenes de venta provocando fuertes caídas en Wall Street que superaron el 3% en el índice tecnológico Nasdaq.

Vuelve a quedar patente que la lucha de los bancos centrales contra la inflación será más larga de lo estimado en un principio. Y el jueves fue el turno del Banco de Inglaterra, al que tampoco le ha temblado el pulso a la hora de anunciar una nueva subiad de su tasa de referencia en 75 puntos básicos (la mayor subida en 33 años), hasta el 3%, el nivel más elevado en los últimos 14 años.

Es una subida más intensa que el medio punto acometido en las últimas reuniones para luchar contra una inflación del 10,1%. Y la decisión se produce pese a la recesión a la que ya se asoma el país y a la inestabilidad financiera que generó el anterior, y breve, gobierno de Liz Truss.

Con este telón de fondo, los analistas de Link Securities anticipaban ya una sesión bajista en las Bolsas europeas, también por las caídas en Asia tras el desmentido de las autoridades sanitarias chinas sobre un posible cambio de estrategia en su lucha contra la pandemia. «El elevado nivel de sobrecompra que presentan muchos valores es factible que anime a algunos inversores a realizar beneficios, sobre todo al comienzo de la jornada, aunque no descartamos que, a medida que avance la sesión, las bolsas europeas moderen sus descensos», indican en su análisis diario.

Mientras, en el mercado de materias primas, el precio del petróleo cae cerca de un 1%, con el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizando en 95 dólares, mientras que el West Texas estadounidense ronda los 89 dólares.