Lidl aspira a ser la primera opción de compra de los canarios en los próximos años. / C7

Lidl invertirá 100 millones de euros en los próximos tres años y abrirá 11 nuevas tiendas en Canarias

La enseña de origen alemán y presente en las islas desde 2010 cuenta en la actualidad con 1.120 trabajadores y factura 145 millones. Su cuota de mercado ronda el 9% y aspira a ser la primera opción de compra de los isleños

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La enseña de origen alemán Lidl invertirá en los próximos tres años -hasta 2024- 100 millones de euros destinados a la apertura de 11 nuevas tiendas y la modernización de cinco establecimientos. Lidl, que desembarcó en Canarias en 2010 tras sortear las trabas impuestas por el Gobierno regional (entonces de CC), aspira a convertirse en la primera opción de compra de los isleños. En 2019, antes de la pandemia, su cuota de mercado era del 9% y es la tercera enseña de las islas. «Hemos crecido de forma sostenida y continuada», indicó esta mañana Luis González Garrido, durante un desayuno con periodistas y en el que detalló los planes de expansión de la enseña.

Lidl cuenta en la actualidad con 32 establecimientos en cinco islas -no está presente en El Hierro y La Gomera- y su objetivo es llegar a los 43 en 2024. Actualmente emplea a 1.120 personas, si bien de forma indirecta e inducida da trabajo a 3.100 profesionales. Con las nuevas aperturas generará 300 empleos más. A futuro, Lidl prevé también ahondar en la sostenibilidad de sus tiendas y la eficiencia energética. Hoy en día tiene instaladas placas fotovoltaicas en nueve tiendas y el objetivo es llegar a las 20 en 2023, como señaló el gerente de Inmuebles, Daniel Picazo. Estos establecimientos obtienen el 25% de su energía de fuentes limpias.

En los próximos años Lidl seguirá reforzando su apoyo a la industria local mientras el sello 'Compro canario' y elevará hasta los 50 millones las compras a los proveedores isleños.

Respecto a la actual coyuntura de elevada inflación y subida de los costes, el objetivo de Lidl, según González Garrido, es que las subidas «tengan el menor impacto posible en el consumidor». Respecto al abastecimiento de productos, lanzó un mensaje de calma a los consumidores canarios y aseguró que no habrá escasez ni de aceite ni de ningún otro producto. «Todos los días está llegando mercancía. El consumidor debe mantener la calma y consumir con normalidad», apuntó.