Las reservas turísticas alemanas para el invierno caen en picado

14/07/2019

El desplome de las compras de vacaciones desde Alemania lleva a las aerolíneas a reducir casi un 20% las plazas aéreas para la próxima temporada alta en Gran Canaria y Lanzarote.

ETIQUETAS:

José Miguel Pérez las palmas de gran canaria

Las reservas turísticas desde Alemania y con destino a Canarias para el próximo invierno han caído en picado casi con la misma intensidad con la que han subido en el Mediterráneo oriental, y sobre todo en Turquía y Egipto.

Esta bajada de la contratación de viajes en un porcentaje «de dos dígitos» que constatan los hoteleros canarios se está reflejando en el desplome de la capacidad aérea entre las islas y el país germano.

A día de hoy, las aerolíneas han reservado un 14% menos de plazas en vuelos regulares entre Alemania y Canarias para el próximo invierno, según los datos que manejan los patronatos de turismo de las islas y el propio Gobierno de Canarias.

Las previsiones son aún más pesimistas para Gran Canaria y Tenerife, donde el recorte de plazas roza el 20% en ambos casos. En Lanzarote se han reducido otro 18%; y en Fuerteventura han logrado mantenerse hasta ahora en cifras muy similares al pasado invierno (+0,3%).

Estas cifras irán oscilando en función de la capacidad del destino de reactivar la demanda vacacional, pero preocupan seriamente al sector hotelero, que advierte de que el desplome del mercado alemán no solo tiene que ver con la mayor competitividad en precios de los destinos que vuelven a latir.

La amenaza de una recesión económica, apuntan, está llevando a los alemanes a retrasar las decisiones de compra.

Gran Canaria es la isla más perjudicada por este retroceso de dos dígitos de las compras de los alemanes, su principal mercado emisor, por encima del británico. Los potenciales turistas de este país tienen 106.518 asientos menos que en el invierno pasado para volar hasta las islas. Pero no es su único problema: También sigue mermada la capacidad aérea con los Países Nórdicos (47.000 plazas menos, un 13% menos).

Más nacionales. Estos recortes se ven compensado al menos en parte con el importante crecimiento de los asientos con la península (62.000 más, un 9% más); Bélgica (+28.500 plazas); y el importante mantenimiento de las previsiones positivas del mercado británico (+8.430 plazas, un 2,45%) pese a la amenaza de salida de Reino Unido de la Unión Europea, el próximo 31 de octubre.

El balance final deja a Gran Canaria con algo más de 2,2 millones de plazas aéreas para la temporada alta (entre finales de octubre de 2019 y abril de 2020), casi 49.000 menos que en la pasada campaña, es decir, un 2,1% menos. Que mejoren estas perspectivas dependerá incluso del tiempo: «si las temperaturas se mantienen altas en el viejo continente como ha ocurrido en el pasado invierno, malo para Canarias», temen los hoteleros.