Las baterías descargadas animan los talleres de Las Palmas

13/05/2020

Los talleres mecánicos han reiniciado su actividad con muy poco volumen de trabajo. Operan a menos del 20% de su capacidad y con trabajos de poco peso. Sobre todo llegan coches en grúas que no arrancan tras dos meses parados. El 90% de las plantillas, en ERTE.

Los más de 2.000 talleres mecánicos de Canarias no ven nada claro el futuro del sector tras la reanudación de la actividad. Muchos de ellos abrieron en la fase cero de la desescalada (el pasado 4 mayo) con cita previa. Tras una semana «muy floja» preveían que la actividad repuntara a partir de este lunes, cuando ya no es necesario pedir cita previa. Sin embargo, de la fase cero a la fase uno nada ha cambiado.

Solos unos pocos clientes se acercan al taller y casi todos comparten el mismo problema: baterías descargadas tras dos meses sin rodar los coches. Eso, algún cambio de aceite y pequeños trabajos de mantenimiento. Nada de enjundia. Hoy operan a menos del 20% de su capacidad habitual, con uno o dos operarios como máximo mientras el resto espera en los ERTE.

En Electromecánica Todoauto, ubicado en El Sebadal, antes de la crisis del coronavirus los teléfonos no dejaban de sonar mientras que cuatro mecánicos estaban a full día tras días. «Era una auténtica locura», indica su propietario Francisco Javier Almeida, que la semana pasada y ésta es el único que está trabajando. El resto de la plantilla está en un ERTE. Francisco pensaba haber sacado esta semana a alguno de los mecánicos pero la actividad apenas ha repuntado.

«Hay mucha gente parada y ahora mismo lo que menos les preocupa es el coche», indica.

En su taller hay doce vehículos terminados y preparados para ir a recoger que se quedaron atrapados allí cuando se decretó el estado de alarma. Ninguno de sus propietarios ha ido aún a recogerlo. «Hemos abonado los repuestos de esas reparaciones y la mano de obra pero hasta que no vengan son gastos que sostenemos nosotros», indica Francisco. «Esto es un cero absoluto. Confiemos en que la cosa mejore», señala.

El vicepresidente de la Asociación de Talleres de Las Palmas (ATARE), José Rodríguez, afirma que la actividad que se registra hoy en los talleres se cubre perfectamente con uno o dos operarios. «En algunos momentos sobra incluso», indica Rodríguez, quien ve la situación «un poco cruda».

Según explica, en Canarias hay unas 2.400 talleres con unos 16.000 trabajadores, de los que casi un 90% se encuentra hoy en un ERTE. «Esto va poco a poco», manifiesta.

Los talleres de los concesionarios reconocen haber tenido algo más de trabajo.