La flota canaria celebra el acuerdo pesquero entre la UE y Rabat

29/07/2018

Los barcos isleños afectados por el parón reclaman celeridad en la ratificación del tratado pesquero, que vuelve a incluir las aguas del Sáhara Occidental. El Gobierno se compromete a tramitar ayudas para los barcos afectados, que no volverán a faenar al menos hasta diciembre

ETIQUETAS:

El nuevo acuerdo pesquero rubricado en Rabat por Marruecos y la Unión Europea permitirá volver a faenar a al menos una docena de barcos isleños. Pero el tratado pesquero, que sustituye al que expiró el pasado 14 de julio tras cuatro años de vigencia, tendrá que someterse a un proceso de ratificación en las respectivas instituciones legislativas y ejecutivas de Marruecos y la Unión Europea, por lo que habrá que esperar al menos hasta diciembre para que entre en vigor.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha comprometido en una reunión con representantes de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, a tramitar ayudas para los barcos afectados por un parón temporal que comenzó mucho antes para la flota canaria.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió en febrero de este año un fallo que obligaba a excluir del acuerdo las aguas adyacentes al Sáhara occidental, donde precisamente faenan los barcos canarios, lo que obligó a volver a puerto a los 12 pesqueros canarios –la mayoría de la provincia de Las Palmas– con licencia dentro de este convenio y propiedad de cuatro armadores de las islas. El nuevo acuerdo incluye de nuevo las aguas del Sáhara Occidental en el pacto, y por tanto, podrán volver a faenar los seis atuneros de Lanzarote y cuatro barcos dedicados a especies demersales con base en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Críticas. Fernando Gutiérrez cuestiona que se vuelva a incluir en el tratado de aguas del Sáhara Occidental

España dispondrá con este nuevo pacto de 90 de las 123 licencias disponibles para toda la UE, que serán utilizadas por 50 buques de la flota andaluza, canaria y gallega. Estos podrán faenar los próximos cuatro años en las aguas de Marruecos, y a cambio, este país recibirá 52 millones anuales, en lugar de los 40 millones del anterior protocolo. Ahora, 12 millones deberán abonarlos los armadores europeos que se beneficiarán de las licencias.

Las partes pactaron también incrementar las capturas de los buques europeos hasta 100.000 toneladas por año de pequeños pelágicos (frente a las 85.000 toneladas del anterior acuerdo) y 7.000 toneladas por año de especies demersales. Además, se mantendrá la obligación de descargar en puertos del país africano. Y en caso de incumplimiento, la penalización que tendrán que pagar los armados europeos pasa del 5% del anterior acuerdo al 15%.

El vicepresidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Gabriel Jiménez, que también es presidente de la Provincial de Las Palmas, participó en la reunión con el ministro Luis Planas en la que le transmitieron «la necesidad de que la Unión Europea (UE) y Marruecos aceleren los trámites de ratificación del acuerdo pesquero, indispensables para que puedan a salir a faenar los barcos».

Los pesqueros afectados por el parón, por tanto celebran la firma del acuerdo. Pero el presidente de la Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias, Fernando Gutiérrez, que ya ha mostrado en otras ocasiones sus discrepancias con Jiménez, cuestiona la vertiente geopolítica de un tratado que incluye las aguas territoriales del Sáhara Occidental, pese a que el fallo del TJUE obligaba a excluirlas».

«Es una burla al derecho internacional», asegura Gutiérrez, que además considera «muy excesivas las contrapartidas que recibirá Marruecos».