La lucha contra el coronavirus

La Delegación cambia de criterio: este jueves abren los cementerios

20/05/2020

La Delegación de Gobierno de Canarias ha cambiado de criterio y 48 horas después de haber prohibido el acceso a los cementerios ha vuelto a permitir los desplazamientos a los camposantos y su entrada.

Este mismo miércoles ha remitido una carta a la Fecam para que dé traslado a los ayuntamientos de este cambio y vuelva a abrir los cementerios. Los productores de flores y plantas de canarias (Asocan) lamentaba ayer la decisión de la Delegación al suponer un fuerte golpe para su negocio en un momento de fuerte caída de las ventas y cuando acumulan diez millones de euros de pérdidas tras dos meses cerrados.

Con unas ventas diarias del 15% respecto a las que hacían antes de se decretara el estado de alarma pese al reinicio de las floristerías y grandes viveros y centros de jardinería, la apertura de los cementerios en a fase 1, desde el pasado lunes, era su gran esperanza después de haber perdido las ventas de grandes citas anuales como el Día del Padre, el Día de la Madre, la Semana Santa, el Día de las Cruces, las comuniones, las bodas...

Durante la semana pasada varios ayuntamientos habían abierto sus camposantos y permitían el acceso con medidas de control y aforo limitado, lo que animó el sector de las flores. Sin embargo, la primera decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir la entrada a los cementerios les sorprendió. «Es un palo duro y no lo entendemos. Son espacios al aire libre y con cita previa o aforos limitados no tiene que haber problema. El cementerio era una pequeña luz para el sector que ahora se apaga», indicaba Antonio López, gerente de la Asociación de Cosecheros y Exportadores de Flores y Plantas de Canarias (Asocan), quien calcula que la falta de ventas en estos dos meses ha implicado tirar a la basura diez millones de flores. En euros las pérdidas ascienden a tres millones en flores y a siete millones en plantas ornamentales. En total, 10 millones de euros. «Un auténtico desastre», indica López, que tras solicitar una reunión urgente con el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, para intentar buscar una solución, se conocía la rectificación.