Construcción

La construcción modular llega para quedarse

28/06/2018

Las construcciones en módulos permiten ajustarse al espacio, ampliarse y trasladarse fácilmente, aunque también se utilizan ya en mega obras como son los estadios para el Mundial de Qatar.

Ahora que estamos en plena fiebre de un mundial cabe echar un vistazo al auge de la arquitectura modular, una tendencia que se está imponiendo en muchos países, aunque no al ritmo que sus impulsores querrían. La prestigiosa página web arquitecturaydiseno.com ha publicado que los organizadores del Mundial de Qatar, previsto para el verano de 2022 están dando a conocer poco a poco el aspecto que tendrán sus estadios. Recalcan que quieren hacer historia más allá de lo deportivo y por eso han contado con grandes figuras internacionales como Zaha Hadid Architects o Foster and Partners. Han mostrado las primeras imágenes del estadio Ras Abu Aboud, que es el séptimo que ya se han presentado de los que se construirán. La responsabilidad de la obra será llevada a cabo por el estudio español Fenwick Iribarren y tendrá una capacidad para 40.000 espectadores.

La arquitectura modular también ofrece soluciones prácticas y diversas para sanidad o seguridad

Esta construcción está compuesta por una serie de estructuras modulares que se ensamblaran en el lugar y podrán descomponerse para volver a montarse en otra ubicación. Los organizadores han destacado que al ser un edificio modular se utilizarán menos materiales para su construcción, producirá menos residuos y se reducirá notablemente la emisión de gases nocivos a la atmósfera en su proceso constructivos.

Sin duda, esta decisión de apostar por estadios modulares también le dará un impulso a este nuevo sistema y es que la arquitectura o construcción modular está cada vez más presente en el sector de la construcción actual por su amplio abanico de posibilidades que permite adaptarse a las necesidades, usos del espacio, ajustarse al entorno e incluso ser ampliadas y trasladadas fácilmente. La arquitectura en bloques es fruto de la evolución del sector en los últimos 40 años, dando respuesta a la demanda de versatilidad de la vida moderna y con la característica de estar definida por elementos separados.

Al ser cada módulo independiente e interconectado es posible adaptarlo de forma personalizada, y al juntarse entre ellos de dar como resultado un espacio funcional, habitable, seguro y moderno. La construcción modular se ha ido implantando en varios tipos de edificaciones, como son escuelas y colegios, con aulas prefabricadas y espacios temporales y fácilmente ampliables; negocios y oficinas, con áreas de trabajo o coworking; o para eventos, recintos feriales y salas de fiesta. También han cobrado especial protagonismo como soluciones arquitectónicas de almacenamiento y depósito para su uso comercial y particular; en sanidad para laboratorios, salas de urgencias y espacios especializados ante emergencias clínicas; en instalaciones industriales con amplias posibilidades en polígonos en crecimiento; e incluso para seguridad y protección civil, presente en nuevas comisarías, parques móviles y jefaturas en España.

Las construcciones modulares reducen el tiempo de ejecución de obra al mínimo, ya que se trata de edificaciones de fácil instalación que pueden completarse en pocos días. Este es uno de los factores que ha inclinado la balanza hacia la arquitectura en módulos, que se ha colocado entre las opciones más demandadas en obra pública debido a su inmediatez. Multinacionales y grandes empresas ya se han dejado conquistar por esta fórmula constructiva, como es el caso de Google, que ya está negociando la compra de 300 casas modulares prefabricadas para levantar un edificio que funcione como vivienda temporal a sus trabajadores en San Francisco. Las fases que contempla un proyecto de construcción modular se basan en seis pasos, que comienza con el análisis previo de necesidades, tamaño y uso del espacio, tanto con el cliente como en el terreno, que dan paso al desarrollo técnico del plan y la proyección del espacio. La construcción de los módulos, el embalaje, aislamiento acústico, térmico y solar se realiza en la fábrica, con el mínimo impacto ambiental y eliminando la obra del proceso. Un nuevo modo de practicar la arquitectura.

La construcción modular llega para quedarse
Medio ambiente

La construcción mediante módulos tiene varias ventaja para el medio ambiente, ya que optimiza los recursos y usa en mayor parte materiales sostenibles y de bajo impacto ambiental. Además, su fácil montaje y desmontaje permite construir sin dejar huella en el entorno, lo que aporta un plus al compromiso y responsabilidad medioambiental de los constructores, además de una alternativa para viviendas y negocios de carácter temporal.

La construcción modular llega para quedarse
Levantar una casa en quince minutos

La construcción modular llega para quedarse Las construcciones en módulos permiten ajustarse al espacio, ampliarse y trasladarse fácilmente, aunque también se utilizan ya en mega obras como son los estadios para el Mundial de Qatar

Hay que verlo para creerlo. Son plegables, se pueden armar en poco 10 minutos y se pueden trasladar con facilidad. Así son las casas que hoy en día está fabricando la compañía británica Ten Fold Engineering. Una solución innovadora para los problemas de vivienda y las mudanzas.

El gran secreto detrás de este invento es una estructura que con apenas presionar un botón se despliega por completo: paredes, techos, piso y hasta muebles. Se puede utilizar como vivienda, oficina, restaurante y hasta como refugio en casos de desastres naturales. Lo más impactante es que no necesita ser ensamblada por personal especializado ni se precisa maquinaria extra. Basta con presionar un botón de un control remoto para que la casa quede lista para usar y en poco más de quince minutos.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el apoyo de las instituciones al desarrollo de los canarios que viven en entornos rurales?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados