Imagen de negocios en el interior del aeropuerto de Gando, donde casi todos están cerrados. / C7

La Justicia ampara a Canariensis y Dufry y frena el pago de 247 millones a Aena

Un juzgado de Madrid acepta medidas cautelarísimas y respalda que no se paguen las facturas al gestor y que no haya ejecución de avales

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La Justicia ha vuelto a amparar a los arrendatarios de los aeropuertos españoles y en un nuevo auto, conocido esta semana, da su apoyo a la empresa suiza Dufry, con negocios en las terminales de península y Baleares y su socio en los aeródromos de Canarias, Canariensis, y respalda que no abonen los 274 millones de euros que les reclama Aena por las rentas generadas desde marzo a diciembre de 2020 (230 son de Dufry y 44 de la canaria). Como se recordará, el gestor aeroportuario ha remitido a las empresas las facturas por las rentas del año pasado en su totalidad y sin descontar ni un solo euro pese a la caída del tráfico de pasajeros de un 80% y de la facturación en un 90%. Hoy, la práctica de las tiendas están cerradas y sin actividad.

Todas las empresas han recurrido a la vía judicial para tratar de frenar unos cobros que, según afirman, les «llevan directamente a la quiebra» y para solicitar medidas cautelares para que, ante los impagos de las facturas, Aena no lleve a cabo la ejecución de los avales y pueda proceder al desahucio.

A principios de mes, las medidas cautelares ampararon a las empresas SSP y Áreas; ahora llega el turno de Dufry y Canariensis, que son los mayores arrendatarios de Aena. Estos dos últimos habían optado por la vía de la negociación con Aena y confiaban en llegar a un acuerdo que finalmente no se ha conseguido.

La empresa canaria apuró hasta el final para lograr un acuerdo con el gestor que no se ha producido finalmente

Canariensis y Dufry abonan a Aena al año 376 millones de euros, los 274 se corresponden con los últimos nueve meses del año cuando la covid hundió las ventas y cerró muchos negocios. Todas las cautelares concedidas hasta ahora han frenado el pago de 440 millones de euros y coloca en un brete a Aena que preveía unos ingresos de 600 millones de euros por el año 2020.

Fuentes del sector critican la falta de disposición que ha mostrado Aena para tratar de llegar a un acuerdo con los arrendatarios favorable para ambas partes. «La estrategia de judicialización por parte de Aena pone en evidencia que la compañía, propiedad del Es tado, no quiere negociar y abre un período de total incertidumbre para los años futuros», indican fuentes del sector, que recalcan que en España es el único lugar a nivel mundial en el que no se ha llegado a un acuerdo con los arrendatarios.

Aena solo ha llegado a a acuerdo con los 'rent a car' y las agencias de publicidad por el que se paga al gestor por pasajeros, al igual que en el resto de terminales del mundo. Con las tiendas y restaurantes de los aeropuertos el gestor negoció en el mismo sentido pero finalmente Aena decidió romperlo y plantear otro que los arrendatarios rechazaron por «inasumible».

Aena propuso cobrar la totalidad de la renta mínima garantizada entre el 1 y el 14 de marzo -cuando se operó con normalidad-, suspender la totalidad del abono de los meses de confinamiento y cobrar el 50% desde junio y hasta el 8 de septiembre de este año, que es cuando el gestor entiende que habrá acabado la crisis de la covid, algo improbable.

Ningún arrendatario ha aceptado porque quien se acogiera renunciaba a futuros derechos de reclamación contra Aena.