Factura de la luz. / R. C.

El 70% de los hogares derrochan luz: tienen más potencia de la que necesitan

La potencia media aconsejable es de entre 4 y 4,5 kw, frente a los más de 5 kw de una buena parte de las viviendas que pagan más en sus facturas por este tipo de contratos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Más de un 70% de hogares tiene más potencia contratada de la necesaria: un 69,7% en hora punta (las más caras del día) y un 74,6% en hora valle (las más económicas). Así lo indican del segundo trimestre de 2022 que recoge el Panel de Hogares de la CNMC.

Este derroche de energía, que se produce por desconocimiento de las familias, se constata en un momento de elevados precios de la electricidad con unos recibos que han llegado a duplicarse en el último año.

Los datos de esta oleada de Competencia indican también una mejoría del conocimiento que tienen los hogares sobre los tipos de suministro de energía. En el caso de la luz, el grado de conocimiento de los hogares respecto a las diferencias entre mercado libre y mercado regulado (PVPC) ha aumentado más de 10 puntos en un año, pasando de un 30,5% en el segundo trimestre de 2021 a un 42,6% en el mismo periodo de 2022. En el caso del gas natural, el grado de conocimiento entre el mercado liberalizado y en el mercado regulado (TUR) ha crecido de un 22,7% a un 30%.

El problema se acentúa porque el 40% de las casas tienen contratados entre cuatro y seis kilovatios de potencia, aunque gran parte de esos hogares tienen margen de ajuste para reducirlo. Por ejemplo, si uno de esos puntos baja en 0,5 kilovatios (Kw) -de 4,6 a 4,1-, su factura podría reducirse en unos 26 euros al año (algo más de dos euros cada mes). En ese colectivo se encontrarían 4,5 de los 11,2 millones acogidos actualmente al PVPC. De esta forma, el ahorro ascendería a 117 millones de euros. Por debajo de 4 Kw es complicado un ajuste de potencia para un hogar con varios electrodomésticos; y por encima, quienes la tienen contratada es porque realmente la necesitan por el consumo intensivo de luz que realizan.

Ante esta realidad, existe la posibilidad de que los titulares de contratos de luz particulares puedan rebajar la potencia contratada en tramos de 0,1 Kw, frente a los 1,1 Kw que hasta 2018 se exigían para cambiar la tensión de un hogar, lo que limitaba su aplicación al verse obligados a disminuir de forma drástica la potencia.